El Consejo General de Agentes de Aduanas ha logrado incluir algunos de sus puntos de vista en la Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, lo que ha supuesto que, en su opinión, la norma no perjudique en ningún aspecto a los profesionales dedicados a la representación aduanera.

El Proyecto de Ley aprobado por el Consejo de Ministros en octubre de 2020 recogía una serie de disposiciones que, de haber sido incluidas en la Ley finalmente votada, hubieran conllevado un importante perjuicio económico y financiero para el colectivo de representantes aduaneros debido a la inseguridad jurídica generada y al endurecimiento injustificado y desproporcionado de su régimen de responsabilidad.

Además, esto hubiera acarreado un efecto negativo en el papel del comercio exterior en la recuperación económica de España y podría haber alentado a la deslocalización de actividades y puestos de trabajo.

El Consejo, ha contado con el asesoramiento de la consultora EY, que elaboró un completo estudio de impacto económico sobre la afectación que el proyecto de ley podía tener en la actividad aduanera.

El resultado de una labor que se ha prolongado durante más de un año, ha sido la presentación de un total de diez propuestas que se han incluido en las enmiendas recogidas por los distintos grupos parlamentarios, con lo que la institución considera cumplido su trabajo para conseguir el «equilibrio y pervivencia de un sector diverso y competitivo que impacta notablemente en la economía del país, pues el sector exterior en su conjunto representa un 67% del PIB, lo cual nos ubica como palanca estratégica para la recuperación económica».