El sector hace una primera valoración positiva

El Gobierno da cumplimiento a una parte importante de las reivindicaciones del transporte

El Gobierno aprueba el Real Decreto Ley que da cumplimiento a una parte importante de las reivindicaciones del transporte, aunque también incluye cambios en la normativa de pesos y dimensiones.

Martes, 01/03/2022 por CdS

La norma supondrá la prohibición de la carga y descarga por el conductor.

El Consejo de Ministros ha dado su visto bueno en la reunión de este 1 de marzo al Real Decreto Ley de medidas para la mejora de la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera y del funcionamiento de la cadena logística.

Además, el Ejecutivo también ha aprovechado esta norma para perfilar la trasposición de la Directiva europea que regula el desplazamiento de los conductores en el sector del transporte por carretera.

El Gobierno asegura que así «se materializa el acuerdo alcanzado el pasado 17 de diciembre entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera, de extraordinaria relevancia en un sector esencial para la actividad económica de nuestro país».

La norma recoge medidas regulatorias, pero no así otras no regulatorias, en las que, se asegura, «también se está avanzando, y que reflejan en su conjunto el compromiso del Ministerio con el sector«.

El objetivo del Real Decreto Ley es, según el Ejecutivo, «reequilibrar las asimetrías existentes actualmente entre los actores del sector del transporte de mercancías por carretera, mejorar su posición y competitividad y garantizar condiciones laborales adecuadas y protección social para los conductores».

El Gobierno asegura que en su elaboración se ha buscado el consenso con los diferentes actores del sector y la coordinación con otros Ministerios.

A la espera de que se conozca su texto definitivo a través de su publicación oficial, la regulación recoge gran parte de las demandas del sector. Queda fuera, en todo caso, el sistema de pago por uso para las vías de alta capacidad del país, proyecto que sin duda excede al transporte profesional y que parece que se analizará como parte de la Ley de Movilidad Sostenible.

Medidas aprobadas

Entre las medidas que contiene la norma se incluyen la prohibición con carácter general de que el conductor realice la carga y descarga de la mercancía  en vehículos de más de a 7,5 toneladas, permitiendo excepciones puntuales recogidas en el propio texto.

De igual manera, también se regula la reducción del tiempo de espera a partir del cual el transportista tendrá derecho a indemnización cuando hace una carga o descarga, de las dos horas actuales a una hora, incluyéndose además una disposición relacionada con el cálculo de las indemnizaciones al transportista por daños ocasionados que impliquen la paralización del vehículo.

Por otra parte, también se fija la revisión obligatoria del precio del transporte ante la variación del precio del combustible desde el momento de la contratación hasta la realización efectiva del transporte, ligado a los índices que se publiquen en la página web de Transportes.

Además, también se incorpora el régimen sancionador vinculado al cumplimiento del Paquete de Movilidad aprobado por el Reglamento Comunitario en cuanto a tiempos de conducción y descanso y vuelta a casa del vehículo cuando hace transporte internacional.

Finalmente, también se refuezan los medios de inspección de Transportes con medios propios de las Administraciones Públicas para luchar contra la competencia desleal en el sector.

Cambios en pesos y dimensiones

Así mismo, con respecto a la mejora de la eficiencia del sector y su sostenibilidad ambiental, se establece un plazo de nueve meses para modificar la normativa de masas y dimensiones, con el fin de que permita simplificar requisitos burocráticos de cara al uso de megatrailers y duotrailers, ampliar para determinados tipos muy tasados de transporte con necesidades especiales la altura máxima permitida a 4,5 metros y aumentar los ámbitos en los que se pueda utilizar las 44 Tn, también con un enfoque muy específico.

De otro lado, el Real Decreto Ley que también implicará la creación de un Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la contratación del transporte terrestre de mercancías, se establecerá un Registro Estatal de empresas que lo suscriban y, por último, se establecerá un estándar para la certificación de las zonas de carga y descarga en relación con los servicios y condiciones ofrecidas a los transportistas profesionales.

Primeras reacciones

Entre las primeras reacciones del sector, Fenadismer dice confiar en que los «grupos políticos lo respalden en el Congreso de los Diputados en su trámite de convalidación, para ayudar a este sector tan esencial a afrontar la actual situación económica».

Astic, por su parte, estima que la norma «representa un gran paso para mejorar el sector del transporte de mercancías por carretera español ya que se han conseguido algunas de las reivindicaciones históricas del sector».