El Gobierno promete ayudas por valor de 1.125 millones para el transporte, pero Plataforma mantiene el paro

El Gobierno promete ayudas por valor de 1.125 millones para el transporte, pero Plataforma califica el acuerdo de "parches y promesas que se lleva el aire" y mantiene tanto el paro, como la manifestación de este viernes en Madrid.

Viernes, 25/03/2022 por CdS

Plataforma ha convocado manifestación este viernes, 25 de marzo, en Madrid.

El Gobierno ha comprometido con el Comité Nacional del Transporte ayudas por un monto total de 1.125 millones de euros para compensar el incremento del precio de los combustibles en el sector.

Sin embargo, una vez conseguido el objetivo de retrasarlas hasta después del Consejo Europeo, las medidas de mayor alcance, en el mejor de los casos, no empezarán a aplicarse hasta el 1 de abril próximo.

En concreto, según el órgano consultivo, en el encuentro mantenido con este jueves, 24 de marzo, con la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, se ha articulado una bonificación mínima de veinte céntimos por litro de gasóleo, gasolina o AdBlue, o kilo de gas comprimido.

De esa cantidad, quince céntimos irán a cargo de de las cuentas públicas y un mínimo de cinco céntimos lo ponen las petroleras, con una vigencia de hasta el 30 de junio, prorrogable según evolucionen los mercados.

Según los firmandes del acuerdo, esta bonificación, sujeta a supervisión de la Comisón Nacional de los Mercados y la Competencia, supondrá más de 600 millones de euros para el sector del transporte.

De igual modo, también se han fijado ayudas directas por un importe de 450 millones de euros para las empresas de transporte de mercancías y de viajeros.

En este sentido, en función del tipo de vehículo, la cuantía será 1.250 euros por camión, 950 euros por autobús, 500 euros por furgoneta y 300 euros por vehículo ligero, con un límite de 400.000 euros por empresa.

Por otra parte, se prevé la ampliación de plazo de vencimiento de los créditos avalados por el ICO hasta entre ocho y diez años, así como del periodo de carencia de los créditos avalados por el ICO en seis meses y nueva línea de crédito avalado por el ICO con doce meses de carencia.

Así mismo, el acuerdo permitirá duplicar el presupuesto para las ayudas al abandono a la profesión de transportista, que pasará de diez a vente millones de euros en 2022.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se compromete a presentar al Comité, antes del 31 de julio próximo, un texto de proyecto de ley para aplicar al sector del transporte de mercancías por carretera los principios de la ley de la cadena alimentaria para asegurar una utilización justa de la subcontratación y la rentabilidad del trabajo en el sector, con la idea de presentarlo después al Consejo de Ministros.

Por otro lado, se procederá a adelantar a abril la aprobación de  la devolución mensual del gasóleo profesional y se pondrá en marcha un sistema de devolución anticipada mensual con regularización anual.

Finalmente, por lo que respecta al céntimo sanitario, se acelerará su devolución reforzando los medios para ello.

Plataforma mantiene el paro

Pese a los acuerdos, que mejoran la anterior oferta gubernamental, la Plataforma para la Defensa del Sector Transporte mantiene los paros, asegura que el Comité Nacional no representa al «sector auténtico» y convoca una manifestación a pie frente a la sede del Ministerio de Transportes en Madrid para este viernes, 25 de marzo, que la organización tilda de «día histórico».

La entidad asegura que «el sector de base se ha unido y que nos van a tener que escuchar, quieran o no quieran» y se ve «a un paso para desenmacarar a este Comité que solamente ha hecho a lo largo de los años que aprovecharse de nosotros».

De igual modo, en relación con los acuerdos entre el Comité y el Gobierno, Plataforma afirma que «todo lo que orquesten con estos señores, que no nos representan, no vale absolutamente para nada» y asevera que «no hemos parado para arrancar de cualquier manera, ni para que otros negocien nuestro futuro, como hicieron siempre»

En este mismo sentido, la organización tilda los nuevos acuerdos de «parches y promesas que se lleva el aire» y defiende que  «todo aquello que no nos aporte una solución no va a dar lugar a que nos rindamos», mientras llama a «no tirar por la borda tandos días de aguante».