La nueva instalación, la décima de las desarrolladas por Goodman en Cataluña, integra en una única parcela la nave de cross- dock de 14.000 m² entregada en el primer trimestre de 2021 y operada por DSV Road Transport y la nueva plataforma multiplanta de 32.000 m² correspondiente a DSV Solutions.

Un proyecto que se inició en una hoja de papel en 2014 y que vio la luz en 2017 gracias a la colaboración del ayuntamiento de Molins del Rey. Cuenta con una ubicación privilegiada y excelentes conexiones a la A-2 y al eje Mediterráneo y se trata del primer proyecto logístico multinivel en España que en opinión de Ignacio García, director general de Goodman España, «va ser un referente en el sector logístico español«.

Crecer en vertical

La singularidad del proyecto parte del propio entorno, un suelo con un fuerte desnivel y rodeado de montañas en el Parque Natural de Collserola, que ha exigido, además de la obra civil, la urbanización del entorno, con la construcción de un vial contemplado en el plan de urbanización que no se había ejecutado y el desmonte y movimiento de tierras necesario para generar el espacio sobre el que se levanta el conjunto. Crecer en vertical, con este tipo de desarrollos, supone un ahorro de más del 30% de suelo consumido.

La nave multinivel, con una altura exterior total de 25 metros, se estructura en una nave situada en el nivel inferior, de 17.000 m², en la que se instalará un sistema de almacenamiento compacto Autostore, con una capacidad total para 75.000 cubetas y un sorter, para la preparación de pedidos de e-commerce. Sobre esta se levanta, en una segunda planta, otra nave de 14.000 m².

Crecer en vertical, con este tipo de desarrollos, supone un ahorro de más del 30% de suelo consumido.

Ambas cuentan con un bloque de oficinas y están dotadas de accesos independientes para camiones, cada una a su nivel, aunque es posible acceder a la del nivel superior desde el inferior, a través de una rampa que se apoya en el terreno. Como curiosidad, los pasillos de evacuación del personal de la nave superior, exigidos por normativa anti incendios, son dos pasarelas exteriores adosadas a las fachadas, que desembocan a nivel del suelo «superior».

Conectadas interiormente por un ascensor, para el personal de almacén no para mercancías, ambas naves ofrecen una altura libre interior, después de instalaciones, de 10,5 metros y una capacidad portante de 5 T/m, que permiten el montaje, en la planta superior, de estanterías para mercancía paletizada en cinco niveles.

Las dos naves tienen accesos independientes para los camiones.

El conjunto de las dos naves, multinivel y cross-dock, se ha ejecutado desde un enfoque medioambiental. Entre otras actuaciones, se han recuperado la riera y el entorno natural que se adentra en el Parque de Collserola, incluyendo el reacondicionamiento y limpieza de toda la zona natural, la plantación de árboles y la reubicación en el entorno de los 8.000 m³ de tierras removidas.

La plataforma cuenta con la certificación de sostenibilidad Breeam Excellent y está previsto el montaje en cubierta de paneles solares fotovoltaicos para la producción de energía eléctrica, tanto para el autoconsumo como para los vecinos del polígono.

La experiencia de Goodman con la construcción de más de 30 plataformas logísticas multinivel por todo el mundo, principalmente Asia, confirma que este modelo responde a las necesidades de la nueva logística, sobre todo en zonas con escasez de suelo industrial, como es el caso del entorno de Barcelona, a lo que se suma el interés demostrado por los usuarios para instalarse en este tipo de naves.

Además de este nuevo desarrollo, Goodman construye en la actualidad una segunda plataforma multinivel a riesgo en la localidad de Castellbisbal, que está previsto que esté finalizada en primavera de 2022.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px