Las Juntas Generales de Gipúzcoa han aprobado esta semana la nueva Norma Foral de implantación de un canon por uso para los vehículos pesados de transporte de mercancías en todo el recorrido de la A-15 y la N-1 a su paso por la provincia vasca.

Las autoridades provinciales estiman la adecuación de estas vías al nuevo sistema llevará unos doce meses, aproximadamente, por lo que, si todo va según lo previsto, el nuevo sistema entrará en vigor a finales de 2022 o comienzos de 2023.

Con este nuevo trámite, la Diputación espera solucionar los problemas de discriminación contra los transportistas de fuera de Guipúzcoa señalados reiteradamente por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y el Tribunal Supremo, así como aportar seguridad jurídica y, por lo tanto, poder cobrar este canon con garantías plenas.

Además, la medida viene a ser como decirle al transporte que si quieres café, aquí tienes dos tazas, ya que a sus reclamaciones judiciales responde con una extensión de los peajes a más kilómetros de vías.

La nueva Norma Foral aprobada contempla la instalación de cuatro pórticos troncales adicionales y 109 banderolas o semi-pórticos. La adecuación de las vías con estos nuevos pórticos supondrá una inversión de 25,3 millones de euros.

Cuánto costará el peaje

El canon afectará exclusivamente a los vehículos pesados de más de 3,5 toneladas destinados al transporte de mercancías. Las cuantías máximas que fija el proyecto es de 0,22 €/km para los vehículos pesados de entre 3,5 y doce toneladas, así comol de 0,28 €/km para los pesados de más de doce toneladas.

Según la Diputación de Guipúzcoa, la determinación de estas cuantías está directamente relacionada con los costes de construcción de la infraestructura y con los costes de explotación, gestión del canon, desarrollo y mejora de la red y mantenimiento, incluida la reparación estructural, de tal manera que los fondos recaudados revertirán en la N-I y la A-15 para paliar el deterioro sufrido por su uso y mantener un nivel óptimo de servicio.

Una vez implantado este peaje, los camiones tendrán que pagar por usar todas las autopistas y vías de alta capacidad que conforman el anillo conocido como “rotonda de Gipúzcoa”, como son la AP-8, la AP-1, la A-15, la N-I y la A-636.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px