La falta de disponibilidad provoca un incremento de los proyectos inmologísticos llave en mano en Cataluña, de tal modo que de los 392.883 m² transaccionados en la región durante la primera mitad de 2022, casi la mitad, 162.860 m² se han contratado mediante dicha modalidad, según los registros de CBRE.

En un mercado con falta de suelo, los desarrollos llave en mano permiten adaptar las naves a las necesidades del cliente, ha provocado una modernización del parque industrial y logístico de Cataluña y ha supuesto una creciente robotización de las naves, a juicio de la consultora.

Por otra parte, la falta de suelo logístico también ha impulsado proyectos de naves multinivel, especialmente en la primera corona de Barcelona, donde es imperioso maximizar el uso del suelo disponible en ubicaciones interesantes para los operadores logísticos.

En concreto, Goodman ha desarrollado dos naves de este tipo en la comunidad. La compañía desarrolló en 2021 la primera plataforma logística de estas características en España, ubicada en Molins de Rei, con 25 metros de altura y 32.000 m², mientras que en junio de este año, la empresa finalizó las obras de construcción de su segunda nave multinivel, situada en Castellbisbal y con una superficie total construida de 26.400 m² en dos plantas.

A su vez, el crecimiento del comercio electrónico también ha provocado, según CBRE, la transformación de espacios industriales en naves logísticas, como sob los casos más relevantes han sido la reconversión de las fábricas de General Cable en Montcada i Reixac y de Bacardí en Mollet del Vallés a centros logísticos, actualmente operados por Amazon.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110