Plataforma mantiene el paro tras una reunión infructuosa con Transportes

Plataforma mantiene el paro tras una reunión infructuosa con Transportes, en la que se ha producido un diálogo de sordos, con interlocutores incapaces de acercar posiciones.

Viernes, 25/03/2022 por CdS

El paro encara su tercera semana si nada lo remedia.

Diálogo de sordos en la reunión improvisada entre la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y los representantes de la Plataforma para la Defensa del Sector Transporte, con dos partes incapaces de acercar posiciones.

Mientras los convocantes del paro han pedido medidas efectivas que, según su criterio, lleguen a los pequeños y medianos empresarios, Raquel Sánchez ha defendido que todas las reivindicaciones de Plataforma ya han sido incorporadas a los acuerdos alcanzados por el Comité Nacional con el Gobierno tanto esta semana, como la pasada, por lo que no tiene previsto añadir ninguna más.

Además, mientras la ministra de Transporte le ha pedido a la organización que desconvoque el paro y tenga paciencia para que puedan adoptarse legalmente medidas para impedir que se hagan servicios de transporte por debajo de coste.

Frente a ello, Plataforma ha comprobado que, según su criterio, se mantienen las condiciones que mantenían hasta ahora y, en consecuencia, sigue adelante con el paro patronal indefinido convocado desde el pasado 14 de marzo.

En concreto, la entidad asegura haber recibido «nula respuesta de medidas inmediatas que erradiquen la actual situación» del sector, al negarse Transportes a adoptar medidas transitorias que permitieran a los transportistas cubrir costes hasta que se apruebe una regulación definitiva.

Así pues, sigue el pulso entre la Administración y Plataforma, que se siente fuerte tras haber celebrado asambleas en las que ha comprobado que los ánimos se mantienen, en su opinión.

Todo parece que apunta a que el próximo lunes se iniciará la tercera semana de paro, con un duro impacto económico en diversos sectores, que van desde el automovilístico al lácteo, desde el reparto de frutas y verduras a la industria siderometalúrgica y centrales energéticas, como la As Pontes, toda vez que Plataforma se muestra inflexible.