Tercera semana del paro en el transporte: estado de la cuestión

El paro en el transporte convocado por Plataforma entra en su tercera semana. Se atisba cierto cansancio social a medida que se agrava su impacto económico. El tiempo empieza a jugar en contra para todos los actores.

Lunes, 28/03/2022 por CdS

Plataforma mantiene el paro con el apoyo de sus bases en diferentes territorios.

Tras la reunión sin acuerdo del pasado viernes entre la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con la Plataforma para la Defensa del Sector Transporte, los convocantes del paro han decidido mantener sus movilizaciones.

De esta manera, el transporte entra en su tercera semana de paro. Se gravan las consecuencias económicas que genera esta situación de excepcionalidad mientras que Plataforma se arriesga a perder apoyos a medida que las movilizaciones se enquistan.

Así está el estado de la cuestión al comienzo de la tercera semana de paro en el transporte

Plataforma

Durante el fin de semana Plataforma se ha garantizado el apoyo de diferentes organizaciones territoriales, como ha quedado demostrado en diversas marchas lentas y otras movilizaciones que se han producido durante el fin de semana.

En concreto, los transportistas de Hiru han decidido, según aseguran, «seguir parados hasta conseguir unos mínimos para que ningún transportista trabaje en condiciones precarias ni por debajo de los costes».

En términos similares, Tradime Aragón y la navarra Tradisna mantienen su apoyo al paro convocado por Plataforma, algo que también se repite en otros territorios de la cornisa cantábrica, Andalucía y la costa mediterránea.

En su último comunicado, Plataforma asegura tener claro «la imposibilidad de arrancar sin antes haber acuerdos firmados que de manera inmediata se pongan en vigor», al tiempo que llama a «no caer en trampas ni en promesas que no nos arreglan nada».

De igual manera, la organización aguarda que la ministra de Transportes vuelva a ponerse en contacto con ellos para una nueva reunión, con la esperanza de que se establezcan medidas transitorias que les permitan volver al trabajo.

Gobierno

El Gobierno afronta una semana clave tras el Consejo Europeo de hace unos días. En este sentido, está previsto que el presidente Sánchez presente un plan económico, se supone que de gran calado, para paliar los efectos de la invasión rusa de Ucrania que se aprobaría en Consejo de Ministros esta misma semana.

En concreto, se espera que esta iniciativa contenga medidas para contener el alza de los precios de la energía.

Sin embargo, todo este plan no tendrá efectos inmediatos hasta que no se aprueben los instrumentos legislativos que lo articularán. Mientras tanto se habrá perdido un tiempo valiosísimo para reducir el impacto que está teniendo toda esta situación en diferentes ámbitos económicos.

Oposición

Como es habitual en el juego político, la oposición intenta sacar tajada de cualquier crisis que afecte al Gobierno. Forma parte de la democracia.

Sin embargo, algunos de los argumentos utilizados producen estupor.

Por ejemplo, el responsable máximo in péctore del Partido Popular ha pasado en días de contemplar la posibilidad de una intervención del Ejército para garantizar el abastecimiento a pedir al Gobierno que negociara con los convocantes de la movilización, para luego entrar en un mutismo inaceptable para una formación que cuenta en sus filas con personas que conocen el sector y que deberían ayudar a conformar una posición más sólida.

Vox, por su parte, coloca el paro del transporte como «ejemplo a seguir» frente a lo que llama «sindicatos vendeobreros», con lo que da a entender que ni siquiera ha entendido todavía quién ha convocado las movilizaciones y en qué condición.

Al otro lado del espectro político, el mayor hallazago de Podemos consiste, precisamente, en descubrir que Plataforma lo que ha hecho es convocar un paro patronal precisamente, algo que justifica su silencio sepulcral, con la intención, clara y evidente, de que sea el PSOE, en su condición de partido mayoritario en el Gobierno, el que se coma este marrón.

Impacto económico

El paro convocado por Plataforma está provocando graves problemas económicos en diferentes sectores de la economía española.

El más afectado de todos ellos es el sector primario, en el que se detecta desabastecimientos, especialmente de productos frescos, aunque a lo largo de la semana pasada se ha ido recuperando actividad en los principales mercados de abastos del país.

De igual manera, el impacto también está siendo importante en la industria española, a medida que se han ido generando dificultades tanto en el abastecimiento de materias primas para la producción, como en el posterior transporte desde las plantas fabriles a los mercados.

Todo ello hace que muchos almacenes estén a rebosar, con el consiguiente impacto financiero en la caja de las empresas.

Así mismo, el paro del transporte también ha alterado la actividad normal en los principales puertos del país, tanto en los tráficos de contenedores, como en los de algunos graneles, principalmente productos energéticos, como carbón o productos petrolíferos.

Sin embargo, parece que los acuerdos adoptados en los archipiélagos balear y canario han permitido mantener el abastecimiento a estos territorios insulares por medio de servicios ro-ro.

Finalmente, en los últimos días ha llamado la atención cómo algunas petroleras han respondido a la llamada del Gobierno para aplicar descuentos en los precios de los combustibles. Contrasta esta ligera predisposición con unos clientes del transporte que llevan semanas de perfil, salvo para reclamar la desconvocatoria del paro y cuando es más que evidente que el momento pide mayor proactividad y nuevas iniciativas.

Comité Nacional del Transporte

El paro convocado por Plataforma ha puesto contra las cuerdas al Comité Nacional del Transporte.

Pese al debate recurrente sobre su representatividad (que no es de ahora, sino que viene de lejos), hay que poner en valor el trabajo que desarrolla este órgano consultivo y las organizaciones empresariales que lo componen, así como ser consciente de las limitaciones que tiene.

Tanto entre el personal orgánico, como entre sus cargos representativos se encuentran personas de gran valía y capacidad de trabajo, cuya labor no merece ser despreciada.

Negociar con la Administración no es cosa sencilla, como ha podido comprobar la propia Plataforma la semana pasada. No se trata de echar pulsos continuos, sino de un trabajo constante y no siempre agradecido, porque las bases siempre piden más y con insistencia. Desde la barrera los toros se ven mejor que con los pies sobre el albero.

Sociedad

Si al comienzo del paro, la sociedad veía con cierta simpatía la movilización, el paso de los días, la escasez de ciertos productos en los lineales de los establecimientos comerciales y el bombardeo de marchas lentas que afectan al tráfico normal ponen sobre el tapete el riesgo de cansancio.

Plataforma debería valorar que en esta movilización entran en juego otras variables más allá de sus propias reivindicaciones.