Volvo Trucks presentó la nueva gama de camiones de la gama pesada en marzo, justo al comienzo de las restricciones motivadas por el avance de la pandemia por el Covid-19, en unas difíciles circunstancias para transmitir el mensaje de renovación de unos vehículos que llegan con un gran número de novedades. Ahora, seis meses después, esta nueva gama ya está disponible en el mercado español.

Todos los fabricantes de camiones tienen la vista puesta en el conductor responsable de su conducción. En un momento de profunda transformación del sector del transporte de mercancías por carretera, los conductores cualificados que manejan sus vehículos, cargas y situaciones de tráfico de una manera segura y responsable constituyen un activo de valor inestimable para cualquier empresa de transportes. En este contexto, Volvo Trucks se ha esforzado en mejorar el entorno del conductor y la interfaz del usuario en su nueva gama de camiones, para crear un lugar de trabajo que sea lo más seguro, funcional y cómodo posible.

En la nueva gama de camiones se han desarrollado aún más las características clásicas de Volvo, tales como la ergonomía, el confort y la seguridad, combinadas con una tecnología y diseño nuevos e innovadores, haciendo el entorno del conductor aún más atractivo y productivo. La facilidad de conducción y las sensaciones al volante junto a una reducción de consumo de combustible para unas rutas eficientes son aspectos clave.

El nuevo Volvo FH con I-Save está disponible ahora en una versión que ahorra todavía más y puede reducir los costes de combustible hasta en un 10%, que supone una importante mejora de un 3% con respecto a la generación anterior, gracias a las actualizaciones de software al conducir en modo eco, mejoras de I-See y diseño aerodinámico del nuevo modelo”.

Nuevo panel de instrumentos

El salpicadero incorpora un panel de instrumentos principal de 12 pulgadas, completamente digital, que ofrece al conductor una visión rápida para acceder a toda la información, como las horas de trabajo del conductor, lo que facilita la conducción y reduce el riesgo de infracciones. La identificación de las señales de tráfico es otra función que avisa al conductor de los límites de velocidad, restricciones de adelantamiento e información del tipo de vía por el que se circula.

Con cuatro vistas seleccionables, cada conductor puede personalizar fácilmente el contenido y el aspecto de la pantalla principal. Además, esta pantalla principal se puede complementar con una segunda pantalla de 9 pulgadas de fácil navegación, desde la que se pueden gestionar las comunicaciones, infoentretenimiento e información sobre el transporte. A esta segunda pantalla se pueden conectar fácilmente hasta ocho cámaras, pudiendo mostrarse simultáneamente cuatro vistas.

El sistema es capaz de almacenar diversas configuraciones personalizadas de forma simultánea. Esto resulta útil si el mismo camión va a ser utilizado por muchos conductores diferentes, quizás de países distintos. Las funciones de los instrumentos se controlan fácilmente mediante nuevos mandos dispuestos de forma intuitiva en el volante, así como desde el panel de instrumentos y, en ciertos mercados, mediante comandos de voz. Las funciones de la pantalla lateral también se pueden administrar tocando la pantalla directamente.

Los camiones con más de un eje motriz tendrán una función de control antideslizamiento, lo que contribuye a que el conductor pueda gestionar de forma más rápida y fácil esas situaciones de tráfico potencialmente peligrosas, tanto en conducción por carretera como fuera de ella. El conductor simplemente tiene que girar una palanca para activar el bloqueo de diferencial. En la pantalla de instrumentos digital se muestra el aumento de la tracción.

Todo el panel de instrumentos se ha diseñado para proporcionar una buena visión general, permitiendo al conductor gestionar la información de forma intuitiva y eficaz con menos esfuerzo. El panel de instrumentos, hecho de materiales duraderos, posee un diseño funcional y robusto, y cuenta con portavasos estables, compartimentos de almacenamiento espaciosos, y varios puertos de carga USB.

La palanca de marchas Volvo I-Shift cuenta con un nuevo diseño que resulta más práctico y ergonómico, lo que ofrece mayor libertad de movimientos dentro de la cabina. También se han desarrollado los programas de cambio de marchas, que ahora incluyen económico, estándar y rendimiento.

Cabinas con más espacio y mejor visibilidad

Los modelos FM y FMX tienen ahora nuevas cabinas hasta con un metro cúbico más de volumen interior que antes, que se traduce en una sensación más espaciosa, un mayor habitáculo de trabajo y una visibilidad directa significativamente mejorada, con una línea de puertas más baja. Una entrada baja y amplia, con dos peldaños en los que se han mejorado las propiedades antideslizantes. Además, la iluminación facilita las operaciones en rutas con paradas frecuentes.

Por ejemplo, durante las operaciones de construcción es habitual que el conductor suba y baje de la cabina hasta 50 veces en un día. El nuevo Volvo FMX está disponible con la opción de mayor tonelaje en la gama de chasis de Volvo: el boogie opcional de 38 toneladas, que permite una masa máxima combinada de hasta 150 toneladas. Para aplicaciones especialmente difíciles de construcción o minería, se ofrece una escotilla de techo opcional de acero con un asa de salida de emergencia que retira toda la escotilla.

Al igual que con los Volvo FH y Volvo FH16, la zona del conductor ahora dispone de una función reclinable en el volante, para mejorar el ajuste de la posición de conducción. La cama inferior de la cabina dormitorio está situada en una posición más alta que antes, haciendo que sea más fácil sentarse, y proporcionando un espacio de almacenamiento adicional. La cabina diurna también cuenta con un nuevo compartimento de almacenaje de 40 litros, con iluminación interior.

Asimismo, se ha mejorado el aislamiento de la cabina, para mantener para proteger del frío, el calor y los ruidos. El climatizador regulado por sensores dispone además de un filtro de carbono para proporcionar aire de buena calidad, incluso en condiciones difíciles.