Entre enero y julio de 2021 han registrado un total de 21,373 accidentes de trabajo que han causado baja en el sector de transporte y almacenamiento, lo que supone un 5,03% más que en los siete primeros meses del año pasado.

De ellos, 19.255 han tenido lugar durante las jornadas laborales, un 3,13% más que hace un año, y 2.118 han sido in itínere, un 26,15% más que en los siete primeros meses de 2020.

Así mismo, de los accidentes que se han producido en el período, 71 trabajadores han perdido la vida en esta actividad durante el período, un 7,58% más que un año antes.

Accidentes laborales por áreas de actividad logística

Por segmentos de actividad, el transporte terrestre acumula en el período 12.823 accidentes de trabajo en total, un 9,88% más que hace un año, el transporte marítimo suma 223, un 5,11% anual menos, y el transporte aéreo se queda en 324, un 5,81% menos que en los siete primeros meses de 2020.

Por otra parte, la rama de almacenamiento y actividades anexas al transporte alcanza los 4.539 accidentes en el período, un 15,47% anual menos, y las actividades postales y de correo totalizan 3.464, un 26,87% más que hace un año.

Accidentes laborales entre operarios de maquinaria móvil, así como en zonas de carga y almacenes

Igualmente, por colectivos profesionales, la estadística da cuenta de que en los siete primeros meses del ejercicio ha habido un total de 24.750 accidentes de trabajo entre conductores y operadores de maquinaria móvil, un 15,72% más que hace un año.

De todos ellos 23.237 fueron en jornada laboral y 1.513 in itínere. Así mismo, en esta categoría profesional también se dieron 96 accidentes mortales.

Además, 26.302 accidentes de trabajo se produjeron en áreas destinadas principalmente a almacenamiento, así como a labores de carga y descarga durante el período, un 14,44% anual más. De ellos, 30 fueron mortales, uno más que hace un año.

En términos generales, en la actividad económica española se han producido 317.258 accidentes de trabajo entre enero y julio de 2021, un 20,43% más que hace un año.

De estos accidentes, 275.901 han tenido lugar durante las jornadas laborales, un 18,72% anual más, y 41.357 han acaecido in itínere, durante los desplazamientos de los trabajadores a sus centros de trabajo, lo que supone un aumento anual de un 33,28%.