La facturación del comercio electrónico en España durante el primer trimestre de 2021 ha crecido un 1,9% anual hasta alcanzar los 12.474 millones de euros, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Por número de transacciones, entre enero y marzo de este año se han registrado más de 289 millones de transacciones, un 27,7% más que hace un año.

En este sentido, es especialmente reseñable que los grandes almacenes lideren el ranking de las transacciones on-line, con un 8,5% del total, lo que indica que el e-commerce físico mantiene su empuje en un escenario en que la cifra global de facturación del segmento crece a un ritmo menor del que lo venía haciendo hasta ahora.

Así mismo, por lo que respecta a los sectores de actividad con mayores ingresos, las prendas de vestir se colocan al frente del comercio electrónico, con un 9,7% de la facturación total del sector, por encima de servicios financieros y juegos de azar, lo que incide en la tendencia señalada anteriormente.

grafico ecommerce CNMC 1T 2021

En cuanto a la segmentación geográfica, un 37,2% de los ingresos del e-commerce del país en el primer trimestre de 2021 han tenido como destino España, mientras que un 62,8% restante se corresponde con compras con origen en España hechas en el exterior.

Por número de transacciones, el 30,9% de las compraventas tienen como destino España y el 69,1% el extranjero. Con más detalle, la ramas de actividad con mayor volumen de negocio desde España hacia el exterior ha sido la de prendas de vestir, con un 12% del total.

Dentro de España, lideran la facturación del comercio los hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación, con un 10,4% del total, en otra evidencia más de que la distribución de productos físicos a través del canal on-line mantiene una buena evolución.