Los registros estadísticos de los volúmenes de carga aérea a nivel mundial en mayo presentan nuevos avances significativos en el camino que lleva el sector para recuperar los niveles existentes antes de la pandemia.

Así pues, la demanda de carga aérea ha crecido a nivel internacional para colocarse un 9,4% anual en mayo por encima del registro del mismo mes de 2019 y ya suma trece meses consecutivos al alza.

Mientras, la capacidad de las aerolíneas de carga queda un 9,7% por debajo del dato de mayo de hace dos años, algo que según la organización internacional de aviación se debe a que gran parte de los aviones para el tráfico de pasajeros están estacionados por las limitaciones de movilidad que aún existen en diversas partes del globo.

El organismo internacional estima que la recuperación económica podría traducirse en una cierta ralentización de la evolución que lleva el sector en los últimos meses, pero que, dado que mantiene un alto grado de competitividad frente al transporte marítimo, seguirá manteniendo una buena evolución..

Zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico se ha incrementado la demanda de carga aérea internacional un 2,8% con respecto a mayo de 2019, con la capacidad internacional disminuyendo un 15,7% anual

En América del norte la demanda ha crecido un 21,6% con relación a hace dos años, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona también ha ascendido un 2%

En Europa, la demanda se ha incrementado un 6% en comparación con el cuarto mes de 2019, mientras que, en sentido contrario, la capacidad se ha rebajado un 16,9%. Durante el mes de mayo, en el continente se ha detectado una cierta contracción en algunas de las principales rutas interiores, así como en las conexiones con Asia.

En Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han ganado un 13,9% bianual en mayo, con la capacidad retrocediendo un 7,5% con respecto al cuarto mes de 2019.

Por otra parte, en Iberoamérica, la demanda ha disminuido un 14,3% en comparación con hace dos años, mientras que la capacidad ha retrocedido un 23,3%. Finalmente, en África la demanda de carga aérea ha aumentado un 23,1% en mayo con la capacidad disminuyendo un 1,8% con relación a hace dos años.