Durante el pasado 2021, Iata registra un fuerte ritmo de crecimiento en los volúmenes de carga aérea internacional, con un incremento de un 6,9% en todo el ejercicio con respecto a 2019 y de un 18,7% con relación a 2020.

La capacidad sigue constreñida, con menores posiciones en las bodegas de los vuelos comerciales que no terminan de recuperar el nivel prepandemia, y se mantiene un 10,9% por debajo del dato de 2019, con un 12,8% inferior en el caso de las operaciones internacionales.

En diciembre, los volúmenes presentan un crecimiento de un 8,9% frente al último mes de 2019, mientras la capacidad ha permanecido durante el mes un 4,7% por debajo del mismo período de hace dos años.

La carga aérea mundial viene reforzada por el buen tono del comercio internacional, la competitividad del sector frente a otros modos y las necesidades que sigue generando la crisis sanitaria.

Evolución por zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico se ha incrementado la demanda de carga aérea internacional un 10,2% en el año con respecto de 2019, con la capacidad internacional disminuyendo un 18% anual.

En Europa, la demanda se ha incrementado un 3,7% en comparación con 2019, mientras que, en sentido contrario, la capacidad se ha rebajado un 6,5%.

En cuanto a América del Norte, la demanda ha crecido un 19,8% con relación a hace dos años, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona también ha ascendido un 49%, mientras que en Iberoamérica, la demanda ha disminuido un 15,4% en comparación con hace dos años, mientras que la capacidad también pierde un 32,6%.

Por último, en Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han ganado un 10,5% bianual, con la capacidad retrocediendo un 10,1% con respecto a 2019. En África, la demanda ha disminuido un 10,2% en el período, mientras que, por contra, la capacidad desciende un 16,a% bianual.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px