Señales de mejora en la carga aérea mundial

En mayo se registraron señales de mejora en la carga aérea mundial tras la eliminación de las restricciones sanitarias en China, aunque con la incertidumbre que genera el panorama económico global, según Iata.

Viernes, 08/07/2022 por CdS

En Europa, la demanda ha retrocedido un 14,6% anual en amyo.

La eliminación de las restricciones sanitarias en China ha permitido un cierto alivio en las cadenas de suministro internacionales y ha contribuido a mejorar el rendimiento de los servicios de transporte de carga aérea en mayo, según la Iata.

En este sentido, la organización internacional estima que la demanda de este transporte ha descendido un 8,3% anual en abril, con un retroceso de un 8,1% para las operaciones internacionales.

A su vez, la capacidad también se coloca un 2,7% por encima de la de hace un año y, en esta misma línea, para operaciones internacionales también es un 5,7% superior a la de mayo de 2021.

Iata estima que la evolución del mercado mundial de carga aérea durante el mes de mayo responde así a la eliminación de las restricciones sanitarias en China en un contexto de disminución de los pedidos de exportación y de crisis bélica en Ucrania, que afecta a la actividad del sector en Europa.

Evolución por zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico ha caído la demanda de carga aérea internacional un 6,6% anual en mayo, con la capacidad internacional disminuyendo un 7,4% anual.

En Europa, la demanda, afectada de manera especial por la situación bélica en Ucrania, ha perdido un 14,6% en comparación con mayo del año pasado, mientras que, sin embargo, la capacidad se ha icrementado un 3,3%.

En cuanto a América del Norte, la demanda ha caído un 5,7% con relación a hace un año, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona ha ascendido un 6,8%. A su vez, en Iberoamérica, la demanda ha crecido un 13,8% en comparación con hace un año, mientras que la capacidad también aumenta un 33,3%.

Por último, en Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han perdido un 11,6% anual, con la capacidad incrementándose un 7,6% con respecto a mayo de 2021. En África, la demanda ha dismunuido un 1,5% en el período, mientras que, por contra, la capacidad asciende un 3% anual.