Mi más sincera felicitación a Cadena de Suministro por la labor desarrollada a lo largo de estos 11 años y mantener el nivel de rigurosidad y fiabilidad de la información. También por sostener el estándar de comunicación elevado mediante una ecuación que combina tres elementos complicados de acoplar:  la difusión máxima, el canal abierto y la lucha contra la desinformación.

Es relevante comparar la coyuntura de hoy con la existente hace once años, cuando Cadena de Suministro empezó su andadura. Existe un evidente contraste, especialmente en cómo valoramos hoy un medio de comunicación especializado y cómo lo apreciábamos en aquel momento. La información logística era entonces un complemento más, en un cosmos operacional estable, que era de referencia para acreditar que el mundo continuaba siendo permanente y que sus procesos alimentaban un tráfico logístico innovador que evolucionaba con el tiempo y en sintonía con los profesionales que formaban parte de él.

Hoy, el cambio de paradigma es evidente, la información logística es vital para comprender el planeta en el que estamos, ubicarnos en la dimensión correcta y establecer las coordenadas de desarrollo de nuestras operaciones logísticas para que nuestro ámbito de desarrollo sea fructífero, no falle, y sobreviva al reto de la eterna amenaza de la disrupción constante y de paro del flujo logístico.

El Supply Chain y todos sus procesos han pasado de la invisibilidad a la resiliencia, para terminar siendo, en la actualidad, los protagonistas y también culpables de todos los males de la sociedad contemporánea.

La información logística es vital para comprender el planeta en el que estamos, ubicarnos en la dimensión correcta ”

Captar la sintonía existente y actuar dentro del entorno VUCA (Volátil, U-incierto, Complejo, Ambiguo) ha dejado ya de ser la llave de interpretación logística  para entrar de lleno en el nuevo mundo BANI (B-frágil, Ansiedad, No lineal, Incomprensible), que requiere información fiable y coordenadas constantes para transitar por el campo de minas en el que hoy las operaciones de transporte y logística se han convertido.

Ello implica que su impacto en la sociedad es elevado, porque ahora todo tiende a fallar, es imprevisible, y  sólo la reacción como respuesta cotidiana, no es sinónimo de supervivencia, al contrario, puede ser síntoma de deterioro de procesos.

Procedemos  de un mundo ideal y, sin saberlo, hemos aterrizado en un prototipo de ensayo de cómo será nuevo universo logístico. Por suerte, Cadena de Suministro es referente, vigente, y continuará con su labor de luchar contra la desinformación para ubicarnos donde estamos. Gracias por ello!