Lentamente, pero con paso firme, aupada en su capacidad para mover grandes cargas, al mejor coste y con el menor impacto medioambiental, la multimodalidad se va haciendo hueco.

En este paso adelante también han tenido mucho que ver las necesidades de los clientes en términos de RSC y de sostenibilidad, así como la legislación europea del Paquete de Movilidad, que implica un incremento de costes en un transporte por carretera que, además, se enfrenta a una escasez de conductores sin precedentes.

Todo ello hace, como explica Pedro López Minuesa, director ejecutivo de la Region Europa Sur de Ewals, que «la multimodalidad se haya convertido en una operativa normal y muy demandada por los clientes, cuando hasta hace bien poco era considerado algo un poco exótico».

Experiencia en el modelo de negocio

Sin embargo, López también señala que tras esta evolución se encuentra un modelo de negocio en el que Ewals lleva trabajando los últimos treinta años y que ha ayudado a la compañía a adaptarse mejor a la situación que ha dejado la pandemia.

En este sentido, el director ejecutivo de Ewals también hace referencia a la adaptación que ha hecho la empresa de su modelo de transporte en la península ibérica con el fin de establecer circuitos que han permitido que se mantenga un alto nivel de servicio, mientras que, a la vez, se ha conseguido que los conductores duerman en casa el 90% de las ocasiones.

En definitiva, según explica López, «se trata de tener poca rotación en los medios con un coste sostenido» a través de una forma de trabajar que también se utiliza en otros grandes países europeos como Polonia o Alemania, en las que son necesarios trayectos concretos para cubrir amplias zonas de territorio.

Para ello, la península ha quedado dividida en diferentes áreas en las que se han establecido circuitos de transporte fijos que permiten una gran regularidad.

Además, la iniciativa también permite a las empresas de transporte y los autónomos que trabajan con Ewals contar con una previsión de ingresos regular y, de este modo, poder ajustar los costes, evitando de paso que los chóferes salgan a buscar mejores oportunidades laborales.

Pedro López Minuesa, director ejecutivo de la Region Europa Sur de Ewals

Hacer frente a la realidad de mercado

Pedro López reconoce también las dificultades que tiene la multimodalidad para conseguir un desarrollo adecuado en España, aunque, de igual modo, también señala que los cambios legales están haciendo que las empresas de transporte por carretera empiecen a mirar hacia la multimodalidad como una alternativa realista y eficiente.

Pese a esta carencia endémica del mercado español, Ewals ha hecho una apuesta de futuro por buscar nuevos nichos de mercado y nuevos sectores, identificando aquellos con mayores sinergias. Según López, «realmente hay mercado para la multimodalidad y si hubiera más conexiones en los puertos, mayor sería este mercado».

Hacia la diversificación

Esta realidad le ha permitido a la compañía entrar en otros segmentos más allá de la automoción que, desde hace largo tiempo, es uno de los clientes más fieles del transporte multimodal.

Así pues, Ewals cuenta a día de hoy con clientes en diferentes sectores, como los del papel, del packaging y del retail, entre otros.

«Nos dimos cuenta en la pandemia de que la dependencia de un solo sector era muy peligrosa, por lo que se está diversificando cartera de clientes y sectores de manera consciente».

En este contexto, el directivo de Ewals, que comprende los mercados español, portugués e italiano, ve el ‘Brexit’ como una oportunidad, aunque no exenta de problemas.

Según su criterio, «a nivel comercial hemos tenido más demanda, pero a nivel operativo la situación ha sido mala por el impacto que ha tenido entre los conductores del Reino Unido y por el incremento de los costes».

Con respecto al panorama actual y al futuro próximo, López hace un diagnóstico optimista, con un primer trimestre de 2022 bastante positivo porque, según sus datos, la demanda se ha seguido manteniendo.

Sin embargo, López es consciente de la incertidumbre que domina el panorama económico internacional y señala que esta situación puede cambiar en cualquier momento, aunque, por ahora, no se detecta bajada de volúmenes, ni caída en la demanda.

Ewals realiza unas 2.500 cargas internacionales al mes en la península ibérica. De ellas, la mitad salen por la costa este y la otra mitad por el noroeste.

En España y Portugal, la compañía maneja una flota subcontratada de 170 tractoras que se complmentan con los 4.000 semirremolques que tiene Ewals en toda Europa.

Los principales mercados en que trabaja la empresa desde la península se encuentran en el Reino Unido, Irlanda y los países escandinavos, junto con los del Benelux.