El sector logístico afronta un escenario complejo derivado del conflicto en Ucrania y los confinamientos en los principales puertos marítimos en China, lo que está impactando en la cadena de suministro global. Y estas distorsiones se producen cuando todavía no nos habíamos recuperado de la situación derivada del COVID, con una escasez de componentes electrónicos básicos y su consecuente impacto en oferta y demanda de espacios logísticos.

Todo ello ha provocado un cambio de tendencia que ha llevado de un modelo de global-sourcing a uno más apoyado en proveedores locales y en el que los buffers de stock se ven como una palanca de seguridad en lugar de una ineficiencia de costes, aumentando la demanda de metros cuadrados logísticos.

Sin embargo, desde el punto de vista del desarrollo inmobiliario surge el interrogante del efecto que tendrán el alza de precios de las materias primas y de la luz en los costes de edificación de naves logísticas. La volatilidad en el precio del pool eléctrico va a incentivar aún más la apuesta por proyectos relacionados con la sostenibilidad.

En Merlin Properties siempre hemos estado a la vanguardia de la industria. Nuestra capacidad para hacer proyectos a medida, la tipología de naves que tenemos en cartera, nuestras iniciativas en materia de eficiencia energética y sostenibilidad y nuestra importante huella geográfica son algunos de los factores que nos ha situado en el “Top of Mind” de los operadores y retailers cuando piensan en sus necesidades logísticas.

Con estos ingredientes, creemos que la flexibilidad de las instalaciones para operaciones en continuo crecimiento, las infraestructuras de carga eléctrica para la reconversión de flotas y la mejora de la eficiencia energética marcarán la diferencia en los proyectos logísticos este año. Todo ello con las miras puestas en el gran reto a futuro: la integración de los proyectos de última milla cuya dinamización se verá acelerada por las restricciones de circulación y el auge del e-commerce.

La volatilidad en el precio del pool eléctrico va a incentivar aún más la apuesta por proyectos relacionados con la sostenibilidad.”

Precisamente, otra clave en el futuro del sector es la digitalización. Es fundamental que seamos capaces de predecir el futuro usando la Inteligencia Artificial y el Big Data y poder digitalizar la cadena de suministro como lo ha hecho el sector retail.

Este futuro prometedor ha motivado que el interés de los inversores en logística siga al alza, permitiendo que el mercado esté desarrollando naves nuevas y mejor adaptadas para poder responder a las necesidades de los clientes de forma más eficiente y sostenible.