punto de recarga para vehiculos electricos

Los vehículos eléctricos serán claves para el reparto de última milla en un futuro cercano.

Estudio del Observatorio sobre el Estado de la Movilidad Sostenibleque se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 73 páginas, 5,4 Mb).

El Club de Excelencia en Sostenibilidad ha presentado en Madrid, el Estudio del Observatorio sobre el Estado de la Movilidad Sostenible. Se trata de un análisis realizado por empresas públicas y privadas que  aporta datos reveladores sobre la creciente importancia que la movilidad sostenible va adquiriendo en todos los sectores.

En este contexto, el 92% de las empresas consideran la movilidad como parte esencial de su estrategia. Entre ellas, un 44% ya han desarrollado un plan de movilidad sostenible, un 28% ya disponen de objetivos específicos en la materia y un 20%, aunque no tienen formalmente establecidos planes ni objetivos, han indicado que consideran este segmento estratégico para su empresa.

Como recoge el documento, el objetivo es el de «convertirse en una referencia que plasme en datos palpables y reales la percepción que otorga a la movilidad sostenible un papel estratégico».

Por este motivo, en el mismo se analizan desde estrategias globales para conseguir dichos objetivos, iniciativas para sensibilizar a la sociedad o análisis de la situación actual, hasta un estudio pormenorizado de diversas estrategias orientadas por segmentos.

Transporte de mercancías y logística

Uno de sus apartados está enfocado a las estrategias orientadas al transporte de mercancías y los procesos logísticos internos. En el mismo, se muestra especial atención a las posibilidades y mejoras que introducen los vehículos eléctricos, aquellos propulsados con gas natural, y la cada vez más necesaria intermodalidad en el transporte de larga y media distancia, entre otras cuestiones.

Entre las ventajas de los vehículos híbridos y eléctricos, el informe recoge como una de sus principales bazas no sólo el descenso en la contaminación que supone su utilización, si no también la imagen de compromiso que transmiten a la sociedad la empresas que los incorporan a sus flotas, además de los beneficios económicos como estar exentos del impuesto de matriculación.

Del mismo modo, en el segmento de los vehículos impulsados por gas natural licuado o comprimido, las flotas que los incorporan aseguran el cumplimiento de las normativas de emisiones durante los próximos años.

Por otro lado, la intermodalidad se establece como uno de los grandes retos del sector. Teniendo en cuenta que cada uno de los modos de transporte presenta fortalezas y debilidades según el tipo de mercancías, la solución pasa por una análisis pormenorizado y particular para lograr combinar de la mejor manera posible los mismos en cada caso.

En cuanto a la sostenibilidad urbana, el estudio refleja como soluciones potenciales los centros de recepción y distribución de última milla, especialmente si estos utilizan los vehículos antes citados o incluso más sostenibles, como el reparto en bicicleta.

Además, cabe destacar que, como sucede en todos los sectores de la economía actual, las Tecnologías de la Información y Comunicación son una herramienta que permite, particularmente en la logística urbana, optimizar los costes y dotar de inteligencia a las infraestructuras de carga y descarga.

Impulso público-privado

En el acto de presentación ha estado representado el Ministerio de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, desde el que han querido destacar el compromiso de las Administraciones en lo que respecta a la sostenibilidad, reflejando su apuesta por “cooperar a nivel mundial, contribuir a la reducción de emisiones contaminantes, colaborar con las empresas y apoyar la innovación”.

En opinión de los impulsores del mismo, los resultados, conclusiones y recomendaciones de este observatorio reflejan el compromiso conjunto del eje público-privado, el cual posibilitará un marco en el que se estimule la innovación que impulse el avance hacia una movilidad cada vez más sostenible.

Este área transversal, que afecta a empresas y ciudadanos, es clave para garantizar un futuro con unos niveles adecuados de competitividad y protección ambiental.