Hamburg Sud abre una nueva linea de contenedores en el puerto de Gijon

Hamburg Sud podría ser la cuarta naviera en incorporarse a la alianza "Ocean Three"

Hamburg Süd podría convertirse próximamente en un miembro de pleno de derecho de la alianza ‘Ocean Three’, por la que actualmente las navieras CMA CGM, CSCL y UASC, comparten buques y operaciones en el transporte marítimo de contenedores.

Según un reciente estudio publicado por la consultora Drewry, son varios los motivos que invitan a pensar en la transformación de la cooperación hacia la ‘Ocean Four’. 

En primer lugar, desde que el pasado 2014 se informó sobre el acuerdo formal entre Hamburg Süd y UASC para fomentar su colaboración en este ámbito, las relaciones comerciales no sólo han aumentado entre ambos operadores, sino que se han fortalecido en mayor medida las de la naviera alemana con la francesa CMA CGM y la China CSCL.

Por otro lado, cabe destacar que los máximos dirigentes de los operadores europeos que integrarían la alianza han señalado recientemente que no hay ninguna razón actualmente que entorpezca un acuerdo formal, aunque bien es cierto que no han afirmado abiertamente que este contrato se vaya a firmar. 

Así, es bastante probable que su integración no tenga lugar de momento, ya que, con la reestructuración del mercado que se está produciendo en este 2015 con motivo de la aparición de nuevas alianzas, es probable que los operadores esperen mientras estudian como se desarrolla el mismo.

Del mismo modo, también tiene sentido que los operadores esperen a ver como les va en los nuevos mercados en los que se han introducido recientemente antes de dar este paso, teniendo en cuenta que Hamburg Süd está probando sus primeros servicios Este-Oeste y que UASC está apostando por nuevas agencias en América del Sur.

Beneficios para los cuatro miembros

No obstante, desde la consultora consideran lógico que esta nueva alianza se desarrolle, principalmente, por los beneficios operativos que reportaría a los cuatro miembros.

Y es que, a pesar de que Maersk y MSC, a través del Acuerdo 2M, seguirían teniendo una mayor capacidad que sus competidores, la ‘Ocean Four’ tendría una ventaja competitiva sobre el resto, la que aporta una combinación única de servicios Este-Oeste y Norte-Sur, que podría incluso obligar al resto de alianzas a seguir su ejemplo.

Además, en el contexto actual, en el que plantear estrategias con la competencia puede parecer contraproducente en lugar de intentar llenar los propios buques, inconveniente que se debe sopesar frente a los conocidos beneficios de una cooperación, cabe destacar que la ecuación riesgo/recompensa estaría bastante equilibrada para la nueva alianza de estos cuatro operadores.