Escala en Rotterdam de un mega portacontenedores de Maersk

Escala en Rotterdam de un mega portacontenedores de Maersk.

En la carrera emprendida por las navieras por conseguir unas economías de escala mediante la adopción de megabuques de cada vez mayor tamaño, son varios los actores de la industria y el sector que se preguntan dónde está el techo para seguir ampliando la capacidad de los megaportacontenedores en el transporte marítimo.

La cuestión se ha reabierto en los últimos meses con la aparición en el sector de los dos últimos mayores buques para el transporte de contenedores vía marítima, el ‘CSCL Globe’, que inició sus operaciones el pasado mes de diciembre, y el ‘MSC Oscar’, que ha sido entregado este mes de enero, superando ambos los 19.000 TEUs.

En este sentido, un estudio realizado recientemente por las consultoras Ocean Shipping Consultants y Lloyds Register ha confirmado que no hay límites, al menos técnicos, para la construcción y operación de buques de grandes dimensiones de hasta 24.000 TEUs, según indicaron a los organizadores del TOC Europe, cuya 40 Edición se celebrará en Rotterdam el próximo mes de junio de este 2015.

Según el análisis realizado, esta embarcación tendría una eslora de 430 m y una manga de 62 m, con un calado de 16 m debido a que las instalaciones no están preparadas actualmente para un calado de 17,5 m, aunque permitir dicha profundidad será un aspecto «crucial» en un futuro para los puertos, canales de acceso y dársenas de maniobra.

Además, otro aspecto que podría aumentar el interés de las navieras para alcanzar esta magnitud es que un buque de 24.000 TEUs representaría una reducción de los costes, motivados por las economías de escala, de un 23,1% con respecto a un portacontenedores de 12.500 TEUs, y de un 17,4% con respecto a uno de 16.000 TEUs.

«No debería sorprender a nadie»

De la misma forma, en una reciente publicación de la consultora Lloyds Register, los expertos señalaban que, si bien los 22.000 TEUs podrían parecer el límite actual marcado, ya que un mayor tamaño de las vigas y alturas de apilamiento superiores requerirían cambios significativos en las instalaciones portuarias, la tendencia sigue enfocada a un crecimiento continuo, por lo que la revolución hacía buques de 24.000 TEUs «no debería sorprender a nadie».

Los expertos basan dicha sentencia en que nadie hubiera previsto, según indican, cuando los buques portacontenedores rompieron la barrera de los 4.000 TEUs en los años 90, que esta capacidad se multiplicaría por cinco en poco más de dos décadas.

No obstante, desde DNV-GL también recordaban a finales de 2014 que, aunque se habla de estos buques, actualmente se considera más una posibilidad teórica que práctica, ya que llevar los portacontenedores a esta capacidad supondría una nueva disposición estructural y eso es algo que habría que analizar en el ámbito internacional.

Menos escalas de los buques

Más allá de que se lleguen a estos registros, desde Ocean Shipping también han indicado que en el futuro cercano las navieras reducirán aún más el número de sus escalas en los puertos, ampliando el tránsito entre instalaciones. En concreto, es probable que en el Norte Europa los buques más grandes hagan sólo una o dos escalas. 

En este sentido, se hace necesaria una optimización del sector portuario y, sobre todo, un aumento en las operaciones de las terminales de contenedores, a medida que los megabuques que serán entregados este 2015 y el próximo 2016 vayan entrando en escena.