Scania 60 tn

La nueva normativa que proyecta el Gobierno permitirá la circulación de los vehículos de 60 tn en España.

La asociación europea de la industria automovilística ACEA, junto a la International Road Transport Union (IRU), han solicitado al Parlamento y a la Comisión europeas que prioricen la eficiencia en el consumo de combustible de los vehículos industriales antes de introducir cambios en la directiva 96/53/CE, por la que se regula el peso y las dimensiones en el transporte por carretera europeo.

Actualmente, el debate en el seno de las organizaciones internacionales en cuanto a este normativa se centra en las mejoras de rendimiento en el transporte de mercancías, mediante modificaciones en la misma que permitan introducir nuevas soluciones aerodinámicas, así como un incremento en la capacidad de los mismos para reducir las operaciones.

No obstante, desde las asociaciones mencionadas han transmitido la necesidad de impulsar paralelamente nuevas tecnologías que permitan un mayor ahorro de combustible, así como el desarrollo de nuevos proyectos que impulsen un consumo eficiente por parte del sector.

En el debate parlamentario sobre pesos y dimensiones, que se ha trasladado como cabía esperar al sector transporte y a la industria, se ha establecido por la Comisión que cualquier aumento de la longitud del vehículo, incluido el de la cabina, tendría que consensuar las mejoras aerodinámicas con el aumento de la seguridad y el confort del profesional.

Desde IRU y ACEA han manifestado que la forma actual de las diversas obligaciones harían muy difícil conciliar estos tres factores. No obstante, se muestran de acuerdo en que la normativa sirva para que los operadores de transporte de mercancías por carretera mejoren la eficiencia, la comodidad y la seguridad, pero hacen especial hincapíe en la reducción del consumo de combustible.

Además, para llevar a cabo esa mejora en el sector, también se hace necesaria una normativa internacional con el menor número de restricciones posibles. 

Por otro lado, desde ACEA han señalado que «existen maneras más eficaces de reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 que el rediseño completo de la cabina». La industria se ha comprometido a seguir mejorando la seguridad en los camiones. Para lograr este objetivo, el impulso de las tecnologías y soluciones que ayuden a reducir la siniestralidad en el transporte debe ser el objetivo prioritario por parte de la UE.