nortpalet palets plasticos

Palets de plástico de Nortpalet.

La correcta elección de un palet en los procesos logísticos de la cadena de suministro, independientemente del sector que se trate, es un factor clave a tener en cuenta por los responsables de los distintos departamentos en los que es necesaria esta solución.

Desde Nortpalet han elaborado una serie de consejos con respecto a la mejor solución posible dependiendo de la actividad en la que vaya a ser utilizado el palet de plástico, basándose en las preguntas que se hacen con frecuencia los responsables de distribución, logística o producción, entre otros.

En primer lugar, es importante definir qué medidas se necesitan según la actividad. Así, como expositor de productos suele ser utilizado el cuarto de palet, de 600x400mm, mientras que el medio palet, de 600x800mm, es usado fundamentalmente para incrementar la rotación de producto en tienda, mejorar la eficiencia de las reposiciones y aumentar el número de referencias por lineal.

Por otro lado, el palet europeo, de 1200x800mm, es el modelo estándar más genérico y utilizado en la mayoría de circuitos logísticos en Europa, y el palet americano, de 1200x1000mm, es un palet de plástico destinado a un uso más industrial por sus mayores dimensiones y mayor capacidad de carga.

Modelo más adecuado

Una vez definido el tamaño, se debe analizar también qué modelo es el más adecuado. Los palets ligeros o de un solo uso, de hasta 8 kg, es la gama de palets más económica y su uso mayoritario es para exportación de todo tipo de productos. Los palets pesados, entre 17-25 kg, generan un coste logístico eficiente debido a su capacidad de carga, alta resistencia y su gran durabilidad.

Por su parte, los palets intermedios, entre 10-16 kgs, combinan características de los dos anteriores, son modelos destinados a una reutilización pero con el menor peso posible que permite obtener una solución intermedia en cuanto el precio.

También se debe tener en cuenta cuál va a ser su manipulación, si la logística es en circuito cerrado, abierto o exportación, el tipo de almacenamiento, el tipo de mercancía a transportar, entre otros conceptos que definirán las características que deberá tener el palet seleccionado, es decir, con o sin patines, reforzado o sin reforzar, encajable o apilable.

Temperatura y cargas

No todos los materiales se comportan de igual forma ante el frío, algo que se debe estudiar sobre todo en el sector de la alimentación, en el que los palets entran en cámaras frigoríficas o congeladores industriales.

Por último, se debe elegir un palet en función de la carga que deberá soportar, diferenciando según sea la mayor parte de los procesos en carga dinámica, estática o sobre rack. Es importante fijarse en este caso en el peso del palet, pues cuanto más pese ofrecerá una mayor resistencia y una mayor durabilidad.