Foro Pilot de Zaragoza

Según Ramón Vázquez, cada Comunidad Autónoma tiene su propio modelo logístico.

El presidente de la Asociación de Centros de Transporte y Logística de España (ACTE), Ramón Vázquez, ha reclamado la creación de un nuevo corredor entre Algeciras y Zaragoza para una mayor competitividad de este sector que considera estratégico.

Así lo ha expresado en la conferencia inaugural del XV Foro Internacional Pilot de logística, que se celebra en Zaragoza, titulada ‘Oportunidades en un mundo interconectado‘. Vázquez ha instado a que si se considera a la logística y al transporte como sectores estratégicos «hay que actuar».

Para eso, «es fundamental hacer competitivo el puerto de Algeciras» y ha esgrimido que este proyecto se puede realizar «con pocas inversiones«, para subrayar que en el resto de Europa se están potenciado «grandes autopistas» de tren para impulsar el «tráfico intercontinental» y en España, «si no lo hacemos, quedaremos desconectados».

Sobre la competitividad de España ha apuntado el inconveniente de su situación periférica, lo cual a su juicio no implica no ser competitivos, pues otros países en idéntica situación, como Suecia o Noruega, lo son.

Además, España tiene ciertas ventajas, como la de ser, junto con Marruecos, «la puerta del Mediterráneo», una oportunidad que considera que «no estamos aprovechando» y que, unida al crecimiento de las redes de transporte desde Asia deja a España en una situación aún mayor de periferia.

Es preciso superar visiones localistas para tener una visión más global. Vázquez ha lamentado también la falta de cooperación que hay a menudo entre los diferentes centros logísticos y de transporte del país, como en el caso de los puertos. «Los puertos de Francia se alían, los nuestros compiten por todo«, ha asegurado.

El escaso peso del ferrocarril

Del mismo modo, el también vicepresidente de la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM multimodal) ha incidido en el escaso peso que tiene el ferrocarril en Europa en esta materia, sobre todo comparándolo con otras potencias como Estados Unidos o China.

Una cifra que si es baja en el conjunto europeo, aún lo es más si tenemos en cuenta solo a España, donde supone un exiguo 2%, frente al 94,5% que ocupa el transporte por carretera.

Así, ha lamentado que de los 17.000 millones de euros de inversión del Ministerio de Fomento presentes en los Presupuestos Generales del Estado de 2015 el ferrocarril de mercancías apenas está presente.

Otro de los puntos negativos que ha resaltado es el hecho de que cada comunidad autónoma tiene su propio modelo logístico y que éstos muchas veces no están armonizados.

Esto mismo también se pone de manifiesto en la regulación, que ha considerado excesiva y que, en muchos casos, se superpone o se contradice.

No obstante, ha destacado la presencia en España de corredores logísticos y de transporte «muy maduros», especialmente el eje Madrid-Zaragoza-Barcelona, el más consolidado y de más actividad, junto a otros en desarrollo o emergentes.

Retos y objetivos

En cuanto los retos y objetivos del sector a nivel general de cara al futuro, Ramón Vázquez ha apuntado a la necesidad de lograr una mayor flexibilidad y unos costes más bajos, para lo que sería necesaria una redefinición de la relación entre producción y distribución.

Para ello, ha hecho un llamamiento para generar una «revolución logística», para que se sea capaz de llevar grandes flujos y, a su vez, soportar las pequeñas fluctuaciones de la demanda, especialmente en un contexto de bajada de los precios en el transporte, si bien los del combustible no se han visto igualmente reflejados en los surtidores.