Dentro del objetivo marcado en los Presupuestos Genreales del Estado de la consolidación fiscal, Catalá ha destacado que “lo que se pretende es no mermar el esfuerzo inversor, con un presupuesto austero en el gasto corriente, pero que prima la inversión en infraestructuras prioritarias y en la mejora de la gestión de transportes”.

En este sentido, ha señalado que el principal objetivo de este esfuerzo inversor es la creación de empleo. “Por cada 10M€ que se invierten en la construcción de obras públicas, se generan 40 puestos de trabajo, lo que da una idea de la relación entre la inversión y el empleo en este sector. Esto demuestra nuestra determinación en mantener un nivel de inversión sostenible en un presupuesto hecho a partir de una planificación realista y eficiente”.

Rafael Catalá ha recordado que en la capacidad inversora del Grupo Fomento incide de manera decisiva el fuerte incremento de la deuda a largo plazo del grupo empresarial, “que asciende a 40.000 M€, lo que va a suponer en 2012 unos desembolsos de 2.540M€, frente a los 1.530,8M€ de 2011. Es decir, un 65% más”.

Otro capítulo de gasto contemplado en el presupuesto ha sido la necesidad de imputar la totalidad de las operaciones de mantenimiento en la red ferroviaria convencional del pasado ejercicio, que de forma irregular no tuvieron consignación presupuestaria en 2011.

El presupuesto del ministerio de Fomento para el ejercicio 2012 asciende a 7.291 M€, de los que la inversión real de 3.412 M€ supone un incremento del 4,8% respecto al presupuesto inicial de 2011 y un 13,3% respecto del importe ejecutado en dicho ejercicio. Esto es posible por la contención del gasto de personal que desciende un 9,8%, y los gastos corrientes en bienes y servicios, que disminuyen un 7,3% respecto del presupuesto inicial de 2011.

Por otra parte, para la ejecución del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI), Rafael Catalá ha explicado que “la financiación presupuestaria seguirá siendo decisiva, y a su vez, dado el contexto presupuestario actual, se verá complementada con otras posibles fuentes de financiación”.

Carreteras

En el año 2012, la inversión en carreteras supone el 26,5% del total, con 3.160 M€, de los que el 40% (1.268 M€) corresponden a construcción y el 285 (873 M€) a conservación y mantenimiento.

Ferrocarriles

En materia de ferrocarriles, la inversión prevista asciende a 6.043 M€, lo que representa un 50,7% de la inversión total del Grupo Fomento, que será acometida por el propio Ministerio a través de la Dirección General de Ferrocarriles y las entidades ADIF, SEITTSA, RENFE Operadora y FEVE.

El capítulo más importante, el 69,3% del total con 4.187,7 M€, se destinan a la Alta Velocidad y dentro de ésta, el 60% se reparte entre los corredores del Norte, Noroeste y Mediterráneo.

Por otro lado, en Adif se va a realizar una inversión de 3.986M€ en Alta Velocidad, así como actuaciones en la Red de titularidad del Estado por importe de 361M€.

En cuanto a FEVE, el total de inversiones para 2012 será de 65,07 M€, mientras que en lo que respecta a Renfe, la inversión prevista asciende a 447,6 M€.

Aeropuertos

En aeropuertos y seguridad aérea la inversión global asciende al 8,6%, con 1.026 M€. Por lo que respecta a Aena, las prioridades para este ejercicio pasan por racionalizar las inversiones y optimizar al máximo los recursos. En el presupuesto para 2012, Aena cuenta con una inversión total prevista de 1.015,8 M€, de los cuales 893,2 M€ se destinan a Aena Aeropuertos y 122,6 M€ para la Unidad de Navegación Aérea.

Puertos

La inversión en Puertos del Estado asciende a 784M€, que supone un 6,6% del presupuesto total, lo que supone un ligero incremento sobre 2011.

Deuda heredada de ejercicios anteriores

Por su parte el subsecretario de Estado de Fomento, Mario Garcés, en su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los diputados, ha informado de cómo se hará frente a la deuda heredada de ejercicios anteriores.

El punto de partida para los próximos meses del 2012, en los que se ha tenido que basar el Ministerio de Fomento para la elaboración de los próximos presupuestos, es un endeudamiento de 40.000 millones de euros que afronta todo el grupo Fomento. En este sentido, la deuda a largo plazo se ha visto multiplicada por tres en el periodo 2005-2011, pasando de poco más de 11.000 millones de euros en 2005 hasta alcanzar los más 34.700 millones de euros que se estima para 2011.

El mayor nivel de deuda a largo plazo, alrededor de 25.400 millones de de euros, un 73% del total, lo representan Adif y Aenas cuyas deudas se han multiplicado respectivamente por 6 y por 2 en el periodo 2005-2011.

Ante esta política de años anteriores con un modelo de crecimiento basado en el endeudamiento se quiere recuperar la senda de la generación de recursos propios y aportaciones del Estado.

Medidas de ahorro

Pese a los ajustes necesarios para hacer frente a la situación actual y buscar el cumplimiento del principio de estabilidad presupuestaria, las inversiones reales ascienden a 3.411,86 millones de euros, lo que representa un incremento del 13,3% respecto del importe ejecutado en 2011.

El subsecretario de Estado de Fomento, Mario Garcés, ha señalado, además, que 2012 será un punto de inflexión a la hora de hacer política presupuestaria y que para ello el Ministerio de Fomento llevará a cabo algunas medidas que inciden directamente en la reducción del gasto.

Por un lado, llevando a cabo un esfuerzo en la reducción de la organización administrativa del Departamento con la supresión de dos Secretarías de Estado, dos Secretarías Generales, dos Direcciones Generales y diversas subdirecciones lo que supondrá un ahorro bruto de 837.440,42 euros.

Por otro, la restructuración y racionalización del sector público empresarial, con las reducciones de las estructuras directivas de las entidades públicas empresariales y la reducción del régimen retributivo de los máximos responsables; así como una apuesta por aprovechar al máximo los recursos humanos y materiales con los que cuenta la Administración.