Cuando se abrió la oficina en Valencia, la empresa fundada por Marcelino Moldes en 1979 ya se había convertido en una pujante firma de transporte terrestre que operaba rutas hacia los principales destinos europeos. La necesidad de seguir ampliando los servicios, junto a la percepción del gran potencial de negocio existente en la Comunidad Valenciana llevaron a la decisión de abrir una oficina del Grupo en Valencia.

El propio Carlos Moldes, actual presidente del Grupo Moldtrans y que entonces contaba con apenas 22 años, fue el encargado de poner en marcha la delegación a propuesta de su hermano Marcelino Moldes. En un primer momento la actividad se realizaba desde unas pequeñas oficinas de la calle Francisco Cubells de Valencia y la compañía ofrecía servicios de transporte terrestre internacional con Italia y Francia. Poco después la plantilla se amplió con la incorporación de Carlos Vázquez (actual Jefe de Tráfico en Valencia) y José García, como responsable de la gestión comercial.

Debido a su juventud, el sector del transitario se refería cariñosamente a estos jóvenes pero ambiciosos emprendedores como «los chicos de Moldtrans». Pero su intuición se confirmó pronto como un gran acierto, ya que la delegación de Valencia se consolidó rápidamente y creció hasta convertirse en uno de los activos clave del Grupo Moldtrans.

El 25 aniversario de la apertura de la delegación en Valencia se ha conmemorado recientemente con una cena de gala celebrada en un hotel de Valencia.