Por primera vez en su historia, el puerto de Valencia ha superado el millón de contenedores destinados a la exportación en el periodo de un año, en concreto entre mayo del 2020 y abril del 2021, según datos del boletín estadístico de la Autoridad Portuaria de Valencia.

Esta cifra representa un 5% más que la reflejada en la última medición interanual, lo que pone de relevancia la importancia del puerto de Valencia como herramienta clave para las empresas exportadoras.

En el avance de los datos estadísticos provisionales de la Autoridad Portuaria correspondientes al mes de abril, el número de contenedores llenos de carga para la exportación crecieron un 18,45%. Se trata de una cifra que mantiene su vigor en el acumulado del año donde también ofrece un aumento del 17,45%. Los datos definitivos de tráficos estarán disponibles a finales de semana próxima.

Se da por hecho que estos datos serán igualmente positivos dado el buen comportamiento de las exportaciones en el segundo semestre de 2020, cuando el crecimiento anual medio de los TEUs de exportación fue del 11%.

Por sectores, los materiales de construcción fueron los más dinámicos en exportación, con un total de 1.544.434 toneladas, lo que significa un 32,62% más que en el primer trimestre de 2020.

Le siguieron los productos químicos, con 384.455 toneladas movilizadas y un incremento del 16,46%. A continuación, se situaron vinos, bebidas y similares con un crecimiento del 22,52% y 266.795 toneladas gestionadas, después los productos alimenticios con 244.873 toneladas y un crecimiento del 56,28%, los englobados dentro de la categoría de resto de mercancías con 176.430 toneladas y papel y pasta con un aumento del 34,85%.

La exportación como motor de la recuperación

Las exportaciones de las industrias españolas son, sin duda, un motor clave para la buena marcha de la economía del país. En el ‘Plan de Acción para la Internacionalización de la Economía Española 2021-22’ del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, éstas se contemplan como una de las líneas estratégicas de trabajo.

Cabe señalar la importancia de configurar el sector exterior como pilar de crecimiento y empleo a través de la diversificación de las exportaciones y la implantación de empresas españolas en sectores y destinos estratégicos, así como atraer la inversión extranjera directa en sectores estratégicos.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo apunta que una de las claves de la tendencia positiva del sector exterior es la diversidad geográfica, una menor dependencia de la zona euro y un mayor peso de las exportaciones en Asia, África y Norteamérica, y en menor medida América Latina.

Según un estudio elaborado por la Cámara de Valencia, entre los factores que han dinamizado la diversificación de mercados para las empresas valencianas en las dos últimas décadas se encuentra el notable desarrollo que ha tenido el puerto de Valencia, con el aumento del tamaño de los buques, la contenerización, el crecimiento de las líneas marítimas y el abaratamiento de los fletes.

En la actualidad, el puerto de Valencia mantiene relaciones comerciales con un millar de puertos de 168 países diferentes, y opera con 98 líneas regulares gestionadas por 35 compañías navieras diferentes. Una operatividad que pone en valor este puerto como industria tractora al servicio de la comunidad logística y el tejido empresarial de España.