iag cargo avion

IAG Cargo celebra el 80 aniversario de sus vuelos a Singapur, desde que su primer servicio regular aterrizara el 9 de diciembre de 1933. Los primeros vuelos se inauguraron con la carga como objetivo principal, contribuyendo a establecer conexiones más rápidas para las empresas británicas con intereses en Oriente.

Esta revolución en el campo de la carga redujo enormemente el tiempo que se tardaba en enviar documentos importantes y carga entre países, y fue el catalizador de lo que hoy en día es una de las mayores operaciones de carga de todo el mundo.

Esta fecha es clave en la historia de IAG Cargo, ya que resalta el grado de consolidación de su red. La región de Singapur sigue siendo esencial, apuntan desde la compañía, de sus operaciones y cuenta con dos servicios diarios a Singapur.

Hace 80 años el trayecto a Singapur duraba 10 días, en comparación con las 12 horas y 55 minutos de hoy, y requería la carga y descarga de cuatro tipos diferentes de avión, además del transporte de bienes por ferrocarril. Antes de aterrizar en Singapur, la carga realizaba paradas en ocho países diferentes, como Egipto, Palestina e India.

En la etapa final del viaje la carga era entregada en el avión Armstrong Whitworth clase ‘Atalanta’, que podía transportar un máximo de 9.525kg y cubrir una distancia de 640 kilómetros. Hoy, es el Boeing 777-300 de IAG Cargo el que realiza esta ruta, y ofrece una capacidad de despegue de 351.500kg, 35 veces más que el avión utilizado en 1933. Viaja a 900 kilómetros/hora, con un alcance de 14.600 kilómetros, y está diseñado para satisfacer las necesidades de velocidad y conexiones de las empresas.

Históricamente, Singapur ha constituido una parte fundamente de la red de IAG Cargo, uniendo Reino Unido con Australia y el resto del Sudeste Asiático. A lo largo de los años, la ruta ha sido testigo de numerosos avances pioneros en la aviación, entre los que se incluyen el uso de aviones tan icónicos como el revolucionario Imperial Airways C Class flying boat y el supersónico Concorde.

No sólo han tenido lugar enormes progresos en los tipos de aviones que se utilizan; también ha cambiado el tipo de carga que transporta IAG Cargo. El Armstrong Whitworth clase ‘Atalanta’ solía ir cargado mayoritariamente con envíos postales con origen y destino Singapur, mientras que los aviones de hoy en día transportan gran variedad de carga, desde productos farmacéuticos que viajan con el producto Constant Climate de IAG Cargo a envíos exprés de elementos de producción, que utilizan el servicio Prioritise.