El primer borrador del plan de sostenibilidad para el sector del transporte elaborado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no cumple las expectativas de CETM.

El Departamento que dirige José Luis Ábalos ha remitido el documento con medidas en tres ámbitos (socio-laboral, económico y medioambiental) y que son «poco favorables para nuestros intereses», según ha afirmado Ovidio de la Roza, presidente de CETM.

Así mismo, de la Roza ha explicado, con motivo de la celebración de la última asamblea de la organización empresarial en la que ha salido reelegido para un nuevo mandato, que «una primera lectura indica que todo son promesas y futuribles«.

De igual modo, el presidente de CETM ha dicho que se valora la voluntad que ha puesto el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en el documento, pero que, sin embargo, «rechazamos este primer borrador del plan porque no atiende a nuestras necesidades«.

En este sentido, CETM estima que el plan debe ser reflejo de un consenso que alcance el sector con la Administración, y no un documento con el que negociar con respecto a peticiones de otros actores.

Además, la confederación asegura que el plan de sostenibilidad de Transportes no recoge los diez puntos que reivindica el sector, así como otras peticiones incorporadas posteriormente.

Aun así, CETM aboga, en la línea de Carmelo González, presidente del Comité Nacional del Transporte y de Conetrans, por seguir negociando, siempre que las conversaciones permitan alcanzar acuerdos.

Plan equilibrado

Frente a esta visión, María José Rallo, secretaria general de Transportes y Movilidad, defiende que el plan es «equilibrado»y «que debe estudiarse en su conjunto», toda vez que no pueden elegirse unas medidas sí y otras, no.

Así mismo, Rallo ha afirmado en la asamblea de CETM que «queremos pensar que el sector querrá aprovechar esta oportunidad para dar un cambio relevante y transformador. Es una ocasión única. Las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana, sino de manera progresiva. Por eso es importante tener hoja de ruta de cara a los cinco próximos años».

De igual modo, en su opinión, «el plan da solución a posiciones enfrentadas que no han sido solucionadas hasta ahora«.

Lo cierto es que Transportes juega con la jugosa baza que suponen los fondos europeos de recuperación, aunque para el sector del transporte de mercancías por carretera apenas quedarán migajas, para presionar a las asociaciones con el fin de que cedan en algunas de las medidas más polémicas, a cambio de otras contraprestaciones.