Los diversos cambios que se han producido durante el estado de alarma en relación con la obligatoriedad de pasar las inspecciones técnicas de los vehículos está provocando confusión no solo en el transporte, sino en gran parte de automovilistas del país.

A esta situación ha contribuido también la suspensión cautelar decretada por el Tribunal Supremo.

Ante este panorama revuelto, conviene tener en cuenta, como recuerda Fenadismer, cuál de las dos normas extraordinarias aprobadas por el Ministerio de Industria es la aplicable a cada vehículo concreto.

Así pues, para aquellos a los que les vencía la ITV entre el 21 de junio y el 31 de agosto de 2020, se estableció una prórroga de hasta tres meses para pasar la revisión, pero una vez realizada, la fecha de la siguiente revisión se contará a partir del día en que debía haberla pasado y no desde el día en que se acudió a la ITV.

Por otra parte, para vehículos que les vencía la ITV entre el 14 de marzo y el 20 de junio del año pasado se fijó un calendario de prórroga muy amplio para pasar la revisión, que llegaba hasta el pasado el 1 de marzo, aunque se establecía como fecha de revisión la fecha límite que correspondía pasar al vehículo la ITV durante el estado de alarma.

Como este aspecto concreto quedó suspendido por el Supremo, esta precisión deja de aplicarse a las inspecciones realizadas después del 30 de septiembre.

Así pues, todos aquellos vehículos que les corresponde pasar su revisión anual afectados por el primer estado de alarma, en el caso de que sus titulares hubieran pasado su inspección extraordinaria antes de octubre del pasado año, deberán pasar la nueva revisión en 2021 varios meses antes de que transcurra el plazo de un año, conforme a la fecha límite anotada por la Estación ITV en la pegatina del vehículo, hasta que el Supremo dicte una sentencia definitiva.