El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se ha dirigido en una carta al sector del transporte, la movilidad y la logística, para agrdecer el «esfuerzo extraordinario» que están realizando durante la crisis del Covid-19, teniendo que desarrollar su actividad en condiciones difíciles y tratando de proteger al máximo la salud de los trabajadores.

Por medio de esta misiva, ha querido destacar el trabajo de todas las empresas y trabajadores del transporte y la logística, tanto de mercancías como de viajeros, en el ámbito aéreo, marítimo y terrestre. Así, recuerda que «la actividad del transporte y la logística está sosteniendo la continuidad de la cadena de suministro en los sectores esenciales y garantizando el abastecimiento«.

Tal y como señala Ábalos, el reparto de última milla está haciendo posible el suministro a tiendas de alimentación, farmacias, y hospitales. Además, los servicios logísticos de entrega domiciliaria están redoblando esfuerzos para hacer accesibles productos a la población de riesgo y contribuyendo a que se restrinjan los movimientos de la población.

Al mismo tiempo, el transporte de viajeros garantiza el desplazamiento de las personas para realizar actividades permitidas, muchas de ellas esenciales, y poder traer a España a ciudadanos que están en otros países. Por todo ello, el titular de la cartera de Transportes ha querido transmitir a los trabajadores el agradecimiento del Gobierno y el suyo propio, animándoles a seguir trabajando con la misma actitud y esfuerzo para hacer frente a la pandemia.

Medidas aprobadas

El ministro, que ha insistido en que se trata de una crisis sin precedentes que afecta a todos los países del mundo, recuerda que se han aprobado medidas para flexibilizar las condiciones de trabajo del sector y garantizar que los profesionales del transporte puedan acceder a los servicios básicos de manutención, alojamiento y aseo en una situación de paralización completa de la actividad no esencial.

También se han dictado las normas necesarias para que la prestación de su trabajo sea segura, imponiendo distancias mínimas entre los trabajadores y los viajeros, y distribuyendo mascarillas de protección entre los profesionales del sector.

Asimismo, en el ámbito internacional, se ha instado a las instituciones europeas para que extiendan estas medidas al ámbito comunitario, garantizando los tráficos internacionales y aprobando paquetes de ayudas que permitan a los Estados Miembros financiar medidas extraordinarias de apoyo económico.