El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana parece envuelto en una espiral de anuncios de nuevas iniciativas y órganos que, al tiempo que señalan que la nueva movilidad necesita nuevos organismos de intelocución, también ponen sobre el tapete una confusa vorágine en las líneas estratégicas del Departamento.

En este marco, José Luis Ábalos, ha anunciado esta misma semana en la reunión extraordinaria de la Conferencia Nacional de Transportes que el anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte incluirá la creación de un Sistema Nacional de Movilidad.

Así mismo, el ministro también ha destacado la necesidad de una coordinación reforzada y sostenida entre las diferentes administraciones, con objeto de aumentar la eficacia de las políticas encaminadas a facilitar la recuperación, también en el sector del transporte.

Qué es el Sistema Nacional de Movilidad

Para ello, Ábalos propugna una priorización de las inversiones que realmente sean productivas, ámbito en el que entraría en juego el flamante Sistema Nacional de Movilidad, que tendrá aspectos comunes con otros organismos de coordinación como el Sistema Nacional de Salud o el Sistema Nacional de Protección Civil.

Además, su objetivo principal será consolidarse como órgano de coordinación y cooperación en materia de transporte y movilidad entre las administraciones con competencia en la materia.

Uno de sus pilares, según el propio Ministerio, será el establecimiento de un Sistema de Información Global sobre Transporte y Movilidad, digitalizado y en tiempo real entre las administraciones en España.

Por otra parte, Ábalos ha pedido la participación de las comunidades autónomas en la redacción de la Estrategia de Movilidad, al presentar el documento de debate ya elaborado que servirá de base para estos trabajos durante un plazo 120 días y estará abierto a toda la sociedad en su conjunto, con el objetivo de buscar soluciones a los nuevos retos de la movilidad del futuro.