La Autoridad Portuaria de Sevilla ha abierto el plazo de un mes para la presentación de solicitudes para la explotación de astilleros, tras la propuesta de Sevilla Shipyard para utilizar las instalaciones para la reparación naval.

La entidad mercantil Sevilla Shipyard ha solicitado a la Autoridad Portuaria hispalense el otorgamiento de una concesión administrativa para la reparación naval en una parcela de unos 11.000 m², así como las instalaciones ubicadas en el dique seco del puerto y un área de edificio contiguo.

Todos estos terrenos pertenecen al dominio público portuario estatal y se encuentran situadas en la margen derecha del Canal de Alfonso XIII, al sureste de las antiguas instalaciones de los astilleros.

Así, teniendo en cuenta el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, se ha iniciado el trámite de competencia de proyectos para la presentación de otras solicitudes con el mismo objeto que la anterior.

La semana pasada el presidente del ente portuario, Manuel Fernández, señaló que la oferta formalizada por la empresa del sector naval goza de “viabilidad técnica y financiera” e implicaría un volumen de producción “quizá menor” respecto a la anterior etapa del astillero.

Sobre la oferta, Fernández explicó que no tendría que implicar la convocatoria de un concurso público si no media ninguna “competencia”, en referencia a otra propuesta diferente.

Por su parte, el presidente de la Federación de Empresarios del Metal, Eusebio Gallego, señaló que el proyecto supondría invertir cuatro millones de euros en los próximos cuatro años y podría generar 100 puestos de trabajo directos y cerca de 1.000 indirectos. A esto, añadía que se trataría de una empresa dedicada a la reparación de barcos, «que pretende atender de 25 a 30 barcos anuales».