El mes de abril ha sido positivo para Renfe Mercancías, con una incremento del 1,84% de toneladas transportadas si se compara con el mismo mes de 2012. En concreto, el tráfico total de mercancías movidas por el operador público registró el pasado mes de abril un volumen total de 1.379.000 toneladas, lo que supone la referida subida del 1,8%.  En el acumulado de los cuatro primeros meses del año, Renfe Mercancías movió en total 5.385.000 de toneladas, que implica un descenso del 3,66% respecto al mismo periodo de 2012.

Por lo que se refire a la variación interanual, es decir la variación de los últimos doce meses desde abril respecto a los últimos doce meses anteriores, la reducción de las toneladas totales transportadas por el operador estatal descendió un leve 2%.

Del total del tráfico registrado en abril, 439.000 toneladas correspondieron al tráfico intermodal, con un destacado crecimiento del 10,99%. Entre enero y abril, este tráfico alcanzó 1.750.000 toneladas, con un ascenso del 3,21% si se compara con el mismo periodo de 2012.

El tráfico de mercancías en vagón completo ha seguido siendo en abril el predominante en Renfe Mercancías con un volumen total transportado del 940.000 toneladas, a pasar de lo cual experimenta un retroceso del 1,94%.

De esta forma, se mantiene el ajuste que el tráfico en vagón completo viene experimentado en los últimos meses. En el acumulado hasta abril, Renfe ha transportado un total 3.630.000 toneladas en esta modalidad de transporte, con una caída del 6,65%.

Tráfico internacional, se mantiene el auge

Si se analiza el destino del tráfico también se obtienen datos muy llamativos. Así,  el tráfico nacional en abril fue de 1.084.00 toneladas, con una disminución del 3,85% en relación a abril de 2012. De esta cantidad, 797.000 toneladas correspondió a tráfico en vagón completo, que en línea con los anteriores datos también se desploma un 6,81%. El trafico intermodal nacional alcanzó las 288.000 toneladas en abril, un 5,42% más que en relación al mismo mes de 2012.

En el conjunto de los cuatro meses, el tráfico nacional del Renfe Mercancías fue de 4.268.000 toneladas, un 7,28% menos que en el mismo periodo de 2012.

En abril ha sido nuevamente el tráfico internacional el que ha dado mejores resultados al operador público. Concretamente, este mes se han alcanzado las 295.000 toneladas transportadas, un 30,25% más que el mismo mes de 2012. Es llamativo que mientras en transporte nacional el tráfico en vagón completo es el que registra las caídas más fuerte, en transporte internacional este tipo de tráfico experimenta una importantísima subida del 38,39%, hasta las 143.000 toneladas. Por lo que se refieren al tráfico intermodal internacional, en abril se ha elevado también un importante 23,39%, situándose en 151.000 toneladas.

Para el conjunto de los cuatro primeros meses, el trafico internacional se situó en total en 1.111.000 toneladas, un 13,41% más que en igual periodo de 2012.

Toneladas-Km, los datos de Renfe Mercancías mejoran

La evolución del volumen de mercancías transportados por el operador público mejora sustancialmente si los datos se analizan en función de la  toneladas métricas transportadas por los kilómetros recorridos. Así, en el mes de abril Renfe transportó en total 659.000 toneladas-km, un 16,98% más en abril de 2012. En el acumulado entre enero y abril, el volumen transportado ascendió a 2.456.000 toneladas-km, con un incremento del 5,61% si se compara con el mismo periodo del pasado año.

En los primeros cuatro meses del año el tráfico nacional en Renfe Mercancías alcanzó los  en 1.786.000 toneladas-km, con un leve descenso del 1,28%. Es el tráfico internacional el que mejor comportamiento muestra en este periodo temporal al registrar un tráfico de 669.000 toneladas, un 29,83% superior a 2012.

Sin duda, la errática evolución del tráfico nacional, medido tanto en el total de toneladas transportadas como en toneladas-Km, frente a la buena evolución del tráfico internacional está relacionado con la buena evolución de las exportaciones empresariales frente a la permanente contracción del consumo nacional que genera menos transporte de mercancías por cualquier modo de transporte que se analice.