En el importe de adjudicación no se incluyen los costes de acceso a las redes de transporte y distribución, cuya gestión será íntegramente realizada por Adif con las compañías distribuidoras de cada punto de suministro.

Los puntos de suministro eléctrico son distribuidos en 20 lotes en función de criterios de proximidad geográfica y de explotación ferroviaria, con la finalidad de minimizar los desvíos de consumo entre los puntos de suministro que conforman cada grupo y de homogeneizar los costes de mercado.

Las empresas adjudicatarias han sido Acciona Green Energy Developments, con un total de 16 lotes por importe conjunto de 207 millones de euros mientras que los cuatro lotes restantes se los ha adjudicado Enérgya Gestión de la Energía, del grupo Villar Mir, por importe global de casi 13 millones de euros.

Las ofertas presentadas para cada grupo se han basado en diferentes modalidades de obtención del precio final de la energía.

El contrato incluye, además, cualquier punto de suministro que pueda ser necesario dar de alta para la correcta prestación del servicio ferroviario a lo largo de 2013.