la CE busca implantar el Cielo Unico Europeo

Enaire, Nav Portugal, DSNA y DFS han creado un grupo de trabajo conjunto.

España, Portugal, Francia y Alemania, a través de Enaire, Nav Portugal, DSNA y DFS, han llegado a un acuerdo, en el marco del proyecto del Cielo Único Europeo, para una gestión del tráfico de aeronaves más segura, más sostenible y más eficiente en sus espacios áereos.

En virtud de esta colaboración, los pilotos de avión y a las aerolíneas podrán realizar rutas más directas independientemente de las fronteras nacionales, lo que supondrá beneficios inmediatos para los usuarios, las compañías aéreas y el medio ambiente.

Así, dichas compañías han creado un grupo de trabajo conjunto para analizar las rutas directas de largo alcance a través del espacio aéreo de los centros de control de Madrid, Lisboa y la ciudad francesa de Brest, prolongándose al espacio aéreo aleman de Karlsruhe.

Acuerdo de Enaire con Portugal, Francia y Alemania

Por su parte, los centros de control aéreo de Barcelona, Burdeos y Madrid trabajan en este momento para poder atender más vuelos y evitar demoras con motivo del crecimiento de la demanda en las fechas vacacionales.

Bloques funcionales para la gestión del tráfico aéreo

Conviene destacar que el proyecto del Cielo Único prevé integrar en nueve bloques funcionales la gestión del tráfico aéreo en 31 países. En el caso de España y Portugal, forman parte del denominado bloque del Sur Oeste, que actúa como punto de conexión en los vuelos transoceánicos y para los del corredor europeo Norte-Sur.

Por su parte, Alemania y Francia pertenecen al bloque de Europa Central, compuesto además por Luxemburgo, Bélgica, Países Bajos y Suiza. Otros siete bloques funcionales completan el reparto de espacios aéreos de Europa para una gestión más eficiente del espacio aéreo.

La colaboración entre ellos permite optimizar el rendimiento de la red y proporciona beneficios inmediatos sin necesidad de inversiones.