Pese al cisma que se ha producido en la representación de los trabajadores del sector de transporte de mercancías provincial lucense, Comisiones Obreras ha decidido suscribir el principio de acuerdo para un nuevo convenio provincial.

En este sentido, la central sindical dice, en un comunicado, asumir «la responsabilidad de sentarse a negociar con la patronal de mercancías, y lo hace en solitario».

Así mismo, el sindicato carga contra CIGA y UGT que, a su juicio, «han mantenido posiciones que hacían inviable cualquier tipo de acuerdo».

De igual manera, Comisiones Obreras afirman haber «conseguido desbloquear la situación, llegando a importantes acuerdos».

Entre las novedades incluidas en el acuerdo laboral que estará en vigor de manera retroactiva desde 2019 y hasta 2022, se encutran un permiso retribuido para realizar gestiones ante la Administración Pública relacionadas con el trabajo, como renovación de DNI o permiso de conducir.

Además, también se han mejorado los complementros de formación continua necesaria con la obligación de pago por parte de la empresa del CAP, así como del ADR y se ha incluido por primera vez en el convenio la cláusula de subrogación.

Por otro lado, se ha fijado un incremento salarial para 2019 de un 4,7% aplicable desde noviembre de 2019 y una paga única de 320 euros, que compensa las subidas de IPC de los años anteriores.

Finalmente, para este ejercicio se ha establecido una subida de los emolumentos de los trabajadores de un 1,3%, mientras que para el próximo 2021 será de un 0,5% más la inflación de este 2020, mientas que para 2022 el incremento se ha determinado en un 0,75% más el IPC del próximo ejercicio.