FRS ha pactado con los representantes sindicales de su plantilla las condiciones para la aplicación del ERTE que ha presentado la naviera tras verse altamente afectada por las restricciones impuestas al tráfico marítimo como consecuencia de la pandemia.

Estas circunstancias han obligado a FRS a presentar un ERTE por fuerza mayor, así como por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, que afecta al 73% de los 251 trabajadores que integran la plantilla de FRS en España.

Para minimizar el impacto que supone para sus trabajadores, la naviera ha ampliado las coberturas para los trabajadores afectados extendiendo los efectos del ERTE hasta marzo de 2021 y, de igual manera, garantizará hasta un máximo del 80% de la base del cálculo de la prestación.

En concreto, la compañía mejorará en un 10% a partir del séptimo mes de percibo de la prestación de la Seguridad Social, llegando hasta un máximo del 20%, en el caso de que el Gobierno rebajara la prestación por desempleo, merced al acuerdo negociado con los representantes sindicales de los trabajadores.

Tras la declaración del estado de alarma el pasado mes de marzo, FRS tuvo que paralizar la totalidad de sus líneas para pasajeros y dejar amarrados a puerto la mayor parte de los buques que componen su flota.

Meses después, estas medidas se mantienen en gran parte debido al cierre de las fronteras con Marruecos, uno de los destinos más importantes de la naviera.

No obstante, la compañía afirma que trabaja para recuperar la totalidad de sus rutas marítimas.

Desde junio ha reanudado la conexión Algeciras-Ceuta para pasajeros y vehículos, mientras que, al tiempo, mantiene activas las líneas para el transporte de mercancías con el puerto marroquí de Tanger Med, así como la ruta Huelva-Islas Canarias para pasajeros y carga.