El desarrollo de infraestructuras de recarga es uno de los elementos cruciales para el desarrollo de las energías alternativas como combustibles de futuro para una movilidad más eficiente y sostenible.

Precisamente para trabajar en este aspecto, Enagás y la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio han firmado la semana pasada un acuerdo para trabajar conjuntamente en la promoción y el impulso del gas natural y el hidrógeno como combustibles alternativos en el transporte.

Entre otros, la colaboración contempla la realización de un análisis de viabilidad técnica para la construcción de puntos de repostaje para gas natural vehicular e hidrógeno en algunas de las 5.000 estaciones de servicio que integran la red de la Confederación en España.

El acuerdo tiene una duración inicial de un año, prorrogable de forma automática por períodos de un año. Además, ambas empresas también colaborarán para promocionar estas energías como combustibles alternativos en el transporte, en línea con su compromiso de contribuir al bienestar de la sociedad y a la mejora de la calidad del aire.

En este sentido, y dentro del marco de su Programa de Emprendimiento Corporativo e Innovación Abierta, Enagás Emprende, la compañía apoya a Scale Gas, una start-up centrada en el desarrollo de infraestructuras de pequeña y mediana escala de GNL para el suministro de gas a zonas remotas en pequeños volúmenes y su uso como combustible en el transporte.