FTI (Financiere Truck Investissement), empresa matriz del Grupo Fraikin, ha suscrito un acuerdo para reestructurar su deuda con un grupo de inversores, en un proceso que terminará en el primer trimestre del año que viene.

Este plan de desapalancamiento de deuda LBO conseguirá reducir la deuda de la empresa y sanear la estructura financiera del grupo empresarial.

Según los términos del acuerdo, los fondos de inversión Värde Partners, Alcentra, Canyon, Barings y Triton han acordado convertir una un 60% de su deuda en capital.

Así mismo, este grupo de inversores también se hará cargo de la deuda mezzanine subordinada, que se convertirá en su totalidad en capital.

De este modo, la deuda de FTI se reducirá desde los 730 millones de euros actuales a 265 millones de euros, al final del proceso y, consecuentemente, la estructura financiera del grupo se verá considerablemente saneada.

FTI afirma que este plan de reestructuración de deuda da cuenta de la confianza de los inversores en el grupo empresarial y, al tiempo, prevé que la facturación mejore por tercer año consecutivo.

Grupo Fraikin, por su parte, proyecta un incremento del 4% en su cartera de vehículos de alquiler a largo plazo para 2017.