Frente al estancamiento que presentan las negociaciones laborales en el ámbito de la logística de Madrid, los representantes empresariales y sindicales han alcanzado un acuerdo durante la semana pasada para suscribir un nuevo convenio colectivo para operadores logísticos en Guadalajara.

Entre otros aspectos, el acuerdo implica una subida salarial del 1,9% con atrasos desde el 1 de enero de 2018 a percibir en la nómina de diciembre, así como una revisión salarial, en el caso de que la inflación del año 2018 supere el 1,9%, que implicará el abono de la diferencia con atrasos desde el 1 de enero de 2018.

De igual modo, las partes también se han comprometido a mantener el texto del convenio sin cambios ni pérdida de derechos, según confirma UGT, que al mismo tiempo destaca que por segundo año consecutivo se garantiza el poder adquisitivo de los trabajadores sin la necesidad de llegar al conflicto.

Los términos de este nuevo convenio se extiende a los trabajadores en el ámbito de la logística de las empresas de trabajo temporal, que, en concreto, para los mozos especializados sin antigüedad implicará que percibirán una subida de 23,69 euros al mes y unos 338 euros de atrasos, mientras que para auxiliares de administración de segunda sin antigüedad las cantidades suponen un incremento de 24,24 euros al mes y unos 344 euros de atrasos, y que en ambos casos podrían incrementarse en función de la antigüedad de cada trabajador.