Adif ha puesto en marcha la licitación de dos contratos para la redacción de los proyectos de construcción para la ampliación de vías de apartado hasta una longitud útil de 750 metros en las estaciones del tramo que une Zaragoza con Tarragona, tanto por Lérida, como por Caspe.

Concretamente, el administrador de la infraestructura ferroviaria considera que en el tramo que enlaza ambas capital a través de Lérida habrán de implantarse apartaderos con capacidad para trenes de 750 metros de largo en las estaciones de Almudévar, Marcen Poliñino, Selgua, Raimat  y Juneda.

De igual manera, en el mismo trayecto por Calpe se quiere adecuar las estaciones de Fuente del Ebro, La Puebla de Hijar, Nonaspe, Chiprana y Flix.

Así pues, Adif ha licitado estos contratos con plazo de ejecución de doce meses en cada caso y sendos presupuestos base de licitación de 803.690,93 y de 824.534,40 euros, respectivamente para el tránsito por Lérida y por Caspe.

En los trabajos de ampliación de vía en cada una de las estaciones, habrá que tener en cuenta la reposición de las vías afectadas por la remodelación, con el material de vía adecuado y acorde a las necesidades. También se levantarán y renovarán los aparatos de vía necesarios para dar una correcta funcionalidad a la estación.

Del mismo modo, también se adecuará el trazado, en aquellos tramos que sea necesario, como consecuencia de las nuevas necesidades derivadas de la explotación y para garantizar en toda la línea el cumplimento de los gálibos de implantación de obstáculos y alturas libres.