Adif copa el 9 de cada 10 euroscontratados en el primer semestre de 2012

Adif ingresará en 2013 en concepto de cánones que cobra a los operadores  ferroviarios 516 millones de euros, lo que supone un incremento del 31% frente a los 394 millones de euros percibidos en el ejercicio actual. Así lo ha asegurado este lunes el presidente del gestor ferroviario, Enrique Verdeguer Puig, durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso para explicar los presupuestos para 2013 de la compañía.

Este incremento, ha subrayado a los diputados, “se debe a las previsiones derivadas de la liberalización, a la puesta en servicio de nuevos tramos y a la entrada en vigor de la nueva orden de cánones”. En total, los ingresos en 2013 ascenderán a 1.799 millones de euros, entre todos los servicios y actividades que ofrece.

A esta cantidad hay que sumar los ingresos procedentes del Estado para la red convencional, que este año sumarán 705 millones de euros, de los que 585 son para mantenimiento y 120 para inversiones. Otros 681 millones de euros corresponderán a ingresos accesorios y de gestión corriente.

Racionalizar el gasto

En cuanto a los gastos de explotación, el presidente explicó que en 2013 se prevé que alcancen los 1.631 millones de euros, frente a los 1.816 millones de euros del ejercicio pasado. “Esto supone una disminución del 10%, que esperamos lograr por un proceso de control y racionalización del gasto”, manifestó.

Con estas previsiones, Verdaguer adelantó que el resultado de explotación en 2013 será 34 millones de euros, teniendo en cuanta ya la integración de Feve a partir del 1 de enero del próximo año. “Es decir, Adif mejoraría en las cuentas presentadas el margen de explotación en términos homogéneos en 160 millones de euros respecto al ejercicio anterior».

Sin embargo, como consecuencia del elevado nivel de endeudamiento acumulado por Adif en los últimos años, los gastos financieros en concepto de intereses alcanzarán la cifra de 348 millones de euros en 2013, lo que, “obviamente, condicionará negativamente el resultado del ejercicio”, aclara su presidente.

La inversión cae el 18%

Respecto al presupuesto de inversión, el máximo responsable reiteró la consigna ya expresada por Ana Pastor de que “se enmarca en un contexto general dominado por la austeridad y el rigor”, y será de 3.372 millones de euros, con una reducción del 18% respecto a 2012.

Por lo demás, Verdeguer hizo un repaso de los objetivos del gestor ferroviario para el próximo año, que pasan principalmente por racionalizar la gestión de la red ferroviaria, buscando alternativas de financiación para los proyectos en un contexto de crisis económica y financiera.

Así, los proyectos prioritarios se centrarán en poner en valor la red de alta velocidad, consolidando y desarrollando aquellos tramos ya en ejecución; continuar con las inversiones que mejoren la red convencional y fomenten el tráfico de mercancías por ferrocarril; potenciar y mejorar la explotación de los activos propios de Adif, entre los que se encuentran las estaciones y las terminales logísticas; promover la intermodalidad; fomentar la internacionalización de la actividad e impulsar la presencia exterior del sector ferroviario; impulsar las medidas que fomenten la austeridad y la eficiencia en el gasto; y revisar el canon por el uso de las infraestructuras para adaptarlo a la liberalización, puesto que «el canon actualmente fijado no permite en algunos casos cubrir ni siquiera el coste de mantenimiento de la línea«, advirtió a los diputados.