El gestor de infraestructuras ferroviarias Adif tiene previsto llevar a cabo en la primera quincena de diciembre una nueva emisión de bonos, en este caso en el mercado español, con la que espera captar inicialmente 600 millones de euros ampliables hasta 1.000 millones en función de la demanda, como ya se informara en octubre.

Según ha señalado el presidente de Adif, Gonzalo Ferre, tras comparecer en la Comisión de Presupuestos del Senado, la entidad no tiene intención de realizar un “road show” como sí hizo en su primera emisión de deuda que se realizó en mayo.

Tras haber logrado el visto bueno del Ministerio de Hacienda, Adif aumentará el plazo de la emisión desde los 10 años de la primera emisión hasta 15 en esta.

Los objetivos de esta nueva colocación son básicamente tres, la financiación de la deuda de la compañía, la reducción de costes y la ampliación del plazo.

El pasado 20 de mayo, Adif colocó en menos de dos horas y media a un tipo de interés del 0,5 % por encima de los bonos del Tesoro español a 10 años 1.000 millones de euros en bonos a diez años, fondos que la compañía destinó a financiar nuevas inversiones y a las amortizaciones de préstamos que vencían este año.

Adif tiene programadas inversiones de 5.000 millones de euros a lo largo de este año y 2015, cuando está previsto que entren en servicio cerca de 1.000 kilómetros de nuevas  infraestructuras, además de las nuevas líneas previstas en función de las necesidades y de la situación presupuestaria.