trabajadores de Adif

Trabajadores de Adif

Adif podría presentar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) después de haber prescindido de más de 1.200 trabajadores en los últimos ocho años, tal y como han informado el sector ferroviario de CGT y el diario on-line ‘El Confidencial’.

Según el sindicato, aún falta la aprobación por parte del Ministerio de Hacienda de la partida presupuestaria para sufragar los gastos del ERE. Desde la organización se considera como un paso más hacia la privatización de la actividad ferroviaria, ya que este nuevo despido colectivo tendría como objetivo «precarizar el empleo» que, a su vez, traería «consecuencias negativas en la seguridad en la circulación» de los trenes.

Este ERE iría seguiría el plan trazado por la ministra de Fomento, Ana Pastor, para conseguir sanear económicamente las empresas que dependen de su departamento y que han llevado a realizar, tanto en Adif como en Renfe, varios procesos de ajuste orientados a contener la deuda y reducir el gasto.

De hecho, en ambas empresas se han firmado despidos colectivos durante 2014, en los que se ha superado el número de trabajadores que pidieron acogerse al mismo. En Adif, se presentaron más de 380 trabajadores, a pesar de que el límite estaba fijado en 250; en Renfe se sumaron 670 solicitudes, un 34% más que las 500 previstas.

Actualmente, Adif tiene una plantilla de 13.450 personas. Esta cifra supone más de 1.200 trabajadores menos en comparación con el dato de 2006, en el que se contabilizaban 14.734 trabajadores.

Cambios en la cúpula de Adif

Por otro parte, conforme a lo recogido por ‘El Confidencial’, estos planes de aplicar un nuevo despido colectivo podrían haber sido la causa de la salida en junio de Rosa Sanz Cerezo, secretaria del consejo de Adif desde el año 2000. Para sustituirla, Pastor ha nombrado a Alicia Portas, hasta ahora su jefa de gabinete, mientras que María García Capa, jefa de prensa de Fomento, ocupará el puesto dejado por Portas.

Así, Pastor entra en la recta final a cargo del ministerio de Fomento, antes de que se convoquen elecciones generales en 2015. Además de seguir conteniendo el gasto, la ministra deberá afrontar la liberalización ferroviaria del transporte de viajeros, con un concurso público ya en marcha para dar entrada a un operador privado en el Corredor del Levante.

Sin embargo, tanto los operadores privados como Competencia ya se han mostrado decepcionados con el diseño de la liberalización ferroviaria, a la vez que los sindicatos han expresado su disconformidad con el proceso y con la situación laboral de Adif y Renfe. De esta forma, se convocaron huelgas en ambas entidades a finales de julio y algunos sindicatos plantearon la posibilidad de realizar paros en Renfe durante el mes de septiembre, aunque finalmente fueron desconvocados.