ADIF terminal de Silla en Valencia

Adif cerrará 6 de las 75 terminales ferroviaria, fusionará otras cuatro y veintiocho pasarán a manos privadas. Así se desprende del plan que la compañía presentó la semana pasada a los representantes sindicales en la segunda reunión del grupo de trabajo para definir el futuro de los servicios logísticos de la compañía. Con estas medidas,  el objetivo del gestor ferroviario es mantener solo en 37 terminales su régimen actual de gestión directa.

Según recoge La Voz de Galicia, la sensación que se transmitió a los sindicatos por parte de los directivos de Adif es que “pinta un panorama oscuro para el futuro de sus servicios de mercancías”, fundamentalmente debido a la reducción del presupuesto público destinado al ferrocarril, que además se concentra en la alta velocidad en detrimento de las mercancías, y por la disminución del tráfico, por efecto de la crisis económica.

La empresa comunicó a los sindicatos que para superar “estos problemas” pondrán en marcha un plan de medidas estructurales destinado “a garantizar la sostenibilidad de sus servicios de transporte de mercancías”. Este plan se basa fundamentalmente en la gestión privada o en régimen de autoprestación de servicios de una buena parte de la red actual. Los cierres se limitarían a un pequeño número de instalaciones, igual que las fusiones.

Por ello, los sindicatos esperan que la empresa aclare pronto cuáles son los centros logísticos en los que se materializarán los cierres, fusiones y traspaso a la iniciativa privadas.