Terminal de contenedores en el Muelle del Centenario del puerto de Sevilla

Dársena del Batán, puerto de Sevilla.

La Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por Comsa y el Grupo Martín Casillas se ha adjudicado las obras licitadas por el puerto de Sevilla para ejecutar la ampliación de capacidad de la terminal ferroviaria de Batán por 3,2 millones, un importe un 18% inferior al presupuesto de 3.912.943 euros con los que se abrió el concurso, y un plazo de ejecución de cuatro meses.

La obra consiste, en su primera fase, en el montaje de una tercera vía adosada a la actual vía 2, mientras que en una segunda fase se realizará la ampliación de las actuales vías 1 y 2 hasta alcanzar una longitud de vía libre entre piquetes de 750 m.

El objeto de este proyecto es la adaptación de las vías existentes a composiciones de mayor longitud, así como la ampliación a una tercera vía y el incremento de superficie del muelle de contenedores existente, ya que el puerto ha experimentado un incremento sustancial en el tráfico ferroviario durante los últimos años y la terminal está al máximo de su capacidad.

En este sentido, el número de trenes se ha multiplicado por tres desde el año 2005, moviéndose en el año 2013 más de 1.000 trenes que superaron las 600.000 tn de TRB. Para el año 2020, al instalación portuaria estima manipular unos 2.664 trenes.

Por estos motivos, son insuficiente las dos vías de 475 m y 550 metros actuales, por lo que se hace necesaria la ampliación de la terminal para poder absorber los incrementos del transporte de contenedores previstos.

Por otro lado, la escasa longitud de vías tampoco permite actualmente la composición típica de trenes de mercancías de 750 metros.