La Inspección de Trabajo obliga a Amazon Flex a contratar repartidores autónomos en Vigo

La Inspección de Trabajo obliga a Amazon Flex, el servicio que emplea a particulares para repartos a domicilio, a contratar a ochenta repartidores autónomos en Vigo.

Martes, 13/09/2022 por CdS

La Inspección considera que estos particulares son trabajadores por cuenta ajena.

La Inspección de Trabajo, tras varias denuncias presentadas por UGT, ha obligado a Amazon Flex a considerar como trabajadores asalariados a unos ochenta particulares que venían trabajando como autónomos en su plataforma de la localidad pontevedresa de Porriño, muy cerca de Vigo.

En este mismo sentido, la Inspección de Trabajo de Vigo ha estimado que esos particulares eran trabajadores por cuenta ajena y, por lo tanto, como indica la central sindical, «debe abonar las cotizaciones de los mismos en el Régimen General de la Seguridad Social».

De hecho, según informa el sindicato esta semana, ya se ha ordenado desde el organismo de inspección que se curse el alta retroactiva de estos trabajadores en el régimen general de la Seguridad Social.

Con el servicio Flex, la multinacional estadounidense realiza envíos de comercio electrónico a domicilio a través de particulares, a los que se ofrecía la posibilidad de aumentar sus ingresos mediante el reparto de sus paquetes empleando sus vehículos particulares.

UGT venía denunciado que «esa idea no se ajustaba a la legalidad y que la relación entre estas personas y Amazon era una clara relación laboral”.

Con esta actuación inspectora, la central sindical estima que se obliga a Amazon a cumplir la normativa laboral española, mientras que, al tiempo, se reconoce la relación laboral de los afectados y se pone a lo que considera «un modelo de relaciones laborales precario, abusivo y sin derechos».