Aecoc ha requerido al Comité Nacional del Transporte (CNTC), para que promueva conjuntamente ante el Senado un cambio en la redacción del proyecto de Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), que actualmente tramita la Cámara Alta, en lo referente a la disposición adicional sexta, que establece la posibilidad de Acción Directa para el transportista, porque en los términos actuales “supone el pago por duplicado del transporte a cargadores e intermediarios”.

Así lo pide la principal asociación de cargadores en el borrador de estudio que remitió el pasado 24 de mayo al CNTC para su análisis y al que ha tenido acceso www.cadenadesuministro.es. En el documento de 14 páginas, Aecoc ofrece su visión sobre la mejora de la productividad en el sector transporte en España y hace una serie de propuestas.

En este asunto, Aecoc propone a los transportistas que acepten una acción directacontra el cargador principal y todos los que, en su caso, le hayan precedido en la cadena de subcontratación, por la parte impagada por éstos, en caso de impago del precio del transporte por quien lo hubiese contratado”.

Es decir, que se propone que los transportistas solo puedan reclamar la parte que los cargadores no hayan satisfecho a sus intermediarios con el fin de evitar el doble pago para ellos.

Aecoc alega ante el Comité que la actual redacción “tendría otras importantes consecuencias negativas como la reducción del mercado para los transportistas autónomos y la desaparición de muchos, o la introducirá de más retrasos en los pagos por cargadores o intermediarios para protegerse del doble pago”.

Los cargadores llegan a sugerir en el documento que la acción directa sin límites para el cargador “pone también en riesgo la supervivencia de las propias empresas cargadoras” y recuerda que en los casos de suspensión de pago o quiebra de las empresas de transporte, “toda la deuda pendiente de pago a los transportistas subcontratados, será reclamada por éstos al cargador principal”.

Mayor capacidad de carga

Otro de los temas para el análisis que se ofrece a los transportistas es el referido a la introducción de nuevas capacidades de carga, un asunto que no resulta nuevo para los transportistas puesto que es una demanda muchas veces reclamada por Aecoc.

En este punto, la patronal de cargadores ofrece formular una petición conjunta ante los ministerios de Fomento e Interior de modificaciones legales para la ampliación de la masa máxima autorizada para vehículos T2S3 hasta las 44 t y el aumento de la altura máxima permitida a 4,5 m con carácter general.

Asimismo, los cargadores se muestran partidarios de iniciar los trabajos para la implantación gradual de los vehículos tren 25,25 validando las vías de alto tráfico permitidas para esta categoría.

Para justificar sus peticiones, Aecoc insiste una vez más ante el CNTC en que el sector de transporte por carretera necesita ganar productividad y “dotar al sector de transporte por carretera de mayores capacidades de carga, son medidas que están enfocadas directamente a mejorar la productividad de las toneladas-kilómetro transportadas”.

Según los datos que aporta para justificar su petición, el Tren Carretera de 25,25 m lograría una reducción de entre un 23% y 38% del coste tonelada-kilómetro, y las 44 t (T2S3= tractora 2 ejes y semirremolque 3 ejes) una reducción de un -11,5% del coste tonelada-kilómetro.

Así, el traspaso de carga de vehículos actuales a vehículos de mayor capacidad supondría un ahorro económico de más de 4.000 millones de Euros al año en España y Aecoc cree que «las mejoras de productividad serán compartidas entre empresas de transporte y usuarios del transporte«.

En el ámbito marítimo, la asociación de cargadores también encuentra fórmulas para mejorar la productividad que pasan porque los transportistas apoyen la solicitud ante el ninisterio de Fomento de liberalizar del acceso al transporte de contenedores en puertos.

Para justificar esta petición, Aecoc insiste en que la situación actual en la que las empresas no pueden enviar o recoger mercancía en los puertos utilizando la empresa transporte que deseen “es una falta de productividad de nuestro sistema de transporte marítimo.

Por ello, los cargadores creen necesaria la “eliminación del requerimiento de recibir una autorización de la autoridad portuaria para la prestación del servicio de transporte”.

Subcontratación sí, Euroviñeta no

Otro aspecto que no pasa por alto Aecoc en su documento es el referido a la subcontrataciones en el transporte por carretera que, en líneas generales, califican de “positiva ya que introduce flexibilidad ante la demanda y capacidad de ofrecer servicios de transporte de amplia cobertura, técnica, funcional y geográfica”.  No obstante, reconocen que en España se aprecia un “excesivo nivel de subcontratación” que puede tener efectos “indeseados”, como es que un exceso de intermediación supone añadir costes «sin aportar demasiado valor».

En cuanto a la Euroviñeta, Aecoc deja clara su oposición a la misma puesto que su implantación en estos momentos supondría un coste “inabordable” para el sector del transporte, “con un aumento de costes del 10% para los transportistas que utilicen las vías sometidas a gravamen y la consecuencia general de un aumento de costes de transporte por carretera de un 3% para el conjunto del país”.

Además, la asociación no oculta que la introducción de la euroviñeta recaería completamente en las empresas de transporteya que sus clientes no pueden repercutirlo en el precio de sus productos”, reconociendo claramente que los cargadores no estarían dispuestos a asumir el incremento del coste en el transporte que supondría la euroviñeta para el transportista.