Aena con su puesta en valor queda a la espera del capital privado

Las informaciones sobre las pérdidas del grupo Aena en 2012, que según las cuentas publicadas en el BOE de este miércoles 18 de septiembre han ascendido a 68,9 millones de euros, lo que supone multiplicar por 2,7 veces los «números rojos» registrados el ejercicio anterior, cuando perdió 25,3 millones de euros, ha provocado que el gestor aeroportuario haya hecho algunas matizaciones.

Así, destaca que la cifra de negocio de 2012 aumentó en un 2,3%, alcanzando los 3.307 millones de euros. Esta cantidad, incide Aena “es especialmente significativa en el contexto de recesión económica que ha provocado una fuerte contracción de la demanda”.

También advierte que los gastos de explotación se han mantenido en línea con respecto al ejercicio 2011 (+0,03%), a pesar del incremento en gastos de personal causado por las indemnizaciones derivadas del Acuerdo del Plan Social de Desvinculaciones Voluntarias por importe de 168,5 millones de euros.

Por ello, el gestor aeroportuario señala que excluyendo el efecto de este acuerdo, los gastos de explotación se habrían reducido un 4,9% en 2012, hasta los 3.011,9 millones de euros frente a los 3.165,6 del ejercicio 2011.

Por tanto, el resultado de explotación habría ascendido a 404,4 millones de euros (un +25,4% respecto a los 323,3 millones de euros de 2011) y el resultado después de impuestos, una vez tenido en cuenta el efecto impositivo de dicho Plan Social, habría resultado positivo en 48,9 millones de euros, frente a unas pérdidas en 2011 de 25,3 millones de euros.

Por último, la compañía señala que el EBITDA, una vez ajustado por dicho plan social no recurrente, ascendería en 2012 a 1.369,4 millones de euros, frente a los 1.287,3 millones de euros de 2011, con un incremento del 6,4%.