Sede de Aena en Madrid.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado hoy que el gestor público aeroportuario Aena cerrará el ejercicio con un ahorro de más de 100 millones de euros, gracias a la puesta en marcha del plan de austeridad y control del gasto corriente.

Además de la puesta en marcha del plan de austeridad, desde su entrada en el Ministerio, la titular de Fomento ha procedido a paralizar la privatización de sus dos grandes aeropuertos, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, porque Aena tiene valor en su conjunto y no tenía sentido enajenar sus dos grandes activos.

Pese a que Aena está lastrada por su deuda, que asciende a 14.000 millones de euros, Fomento «ha dado un giro a su gestión«, ha asegurado la ministra. «No construiremos más infraestructuras sin poner en valor las que existen«, ha apuntado.

Dentro de los planes para el ente público, la titular de Fomento ha explicado que trabaja para conseguir más tráficos para los aeropuertos españoles, como por ejemplo Madrid-Barajas, que tiene «mucha capacidad de crecimiento aún».

Asimismo, la ministra ha recordado la licitación de la explotación de las tiendas libres de impuestos de 26 aeropuertos españoles, que generará una inversión de 700 millones de euros, por lo que se tratará de «una de las líneas de negocio más importantes«.

Preguntada por los últimos incidentes de seguridad aérea ocurridos, la ministra ha anunciado que España quiere poner en marcha un Plan Específico de Seguridad Operacional (PESO), convirtiéndose así en el tercer país del mundo en tenerlo. El PESO, ha dicho, será «un instrumento potentísimo para garantizar la seguridad de un sector muy importante, que cada vez utilizan más personas«.

«Tenemos un papel regulador en todos los modos de transporte que debe ser discreto. Tenemos que trabajar para garantizar la seguridad de los ciudadanos y lo hacemos en el marco de nuestras competencias con todas las compañías que operan en España«, ha dicho la ministra. La Agencia de Seguridad Aérea (AESA) tiene un plan de inspección en marcha que, durante el mes de agosto, multiplicó por más de dos las inspecciones realizadas.